Muere el más grande boxeador de todos los tiempos


Redacción Central

06-04-2016

A la edad de 74 años, afectado por el mal de Parkinson hace tres décadas, y con una infección respiratoria fulminante en los últimos días, ayer por la noche  falleció el legendario boxeador Muhammad Ali. El ex deportista, dejó un legado imborrable.

 

Cassius Marcellus Clay, jr , (más tarde con conocido como Mohamad Alí), nació en Louisville, Kentucky, en 1942 y a la edad de 12 años comenzó a entrenar el deporte de los puños.

Alí, además de ser considerado el mejor boxeador de todos los tiempos, fue durante toda su vida un firme y poderoso luchador y defensor de los derechos civiles y ayudó a cambiar las diferencias ideológicas y raciales que aquejaban a Estados Unidos el siglo pasado.

 

 

En 1967 fue llamado a filas por la Armada estadounidense para participar en la Guerra de Vietnam. Ante su negativa, Ali fue desposeído de su licencia de boxeo y pasó los siguientes tres años inactivos.

En 1971 Alí protagonizó uno de los eventos mas grandes de su carrera el llamado “The Rumble in the Jungle”, un combate entre Ali y el vigente campeón mundial, George Foreman, que se celebró en Kinsasa (Zaire). La más célebre pelea de la Historia de África reunió no sólo a 60.000 espectadores, sino también a artistas como James Brown o B. B. King que vieron la oportunidad de reivindicar su origen africano en aquel evento.

 

Los pronósticos daban como favorito a Foreman, que en las últimas ocho peleas había resuelto en menos de dos asaltos sus combates. Y Ali tuvo que recibir desde el inicio una paliza brutal. No obstante, su estrategia era alternar asaltos a la ofensiva con otros en los que se dedicaba a protegerse la cabeza mientras Foreman lo golpeaba, con la intención de desgastarlo.


Al final, Ali logró su objetivo y lanzó sobre un Foreman agotado una serie letal de golpes que le devolvieron el título de campeón mundial de los pesos pesados.

En los siguientes años, Ali seguiría activo en el circuito, pero tras dos derrotas (en 1980 ante Larry Holmes y en 1981 ante Trevor Berbick), decidió dejar definitivamente el boxeo. Fue entonces cuando el párkinson apareció en su vida. Una triste enfermedad que probablemente inoculó en el ring y que lo acompañó hasta el día de su muerte.

Alí será  recordado también por sus frases famosas y profundas, algunas de ellas son las siguientes:

 

 

 

“Para ser un gran campeón, tienes que creer que eres el mejor, si no lo eres, haz como si lo fueras”.

 

“Odié cada minuto de entrenamiento, pero dije: no renuncies, sufre ahora y vive el resto de tu vida como un campeón”.

 

 

“Los campeones no se hacen en gimnasios, están hechos de algo inmaterial que tienen muy dentro de ellos. Es un deseo, un sueño, una visión”.

 

 

“Aquél que no es lo suficientemente valiente como para tomar riesgos no logrará nada en la vida”.

 

 

“En eso que estás pensando, te estás convirtiendo”.

 

 

“Dentro y fuera del ring, no tiene nada de malo caer, lo que está mal es no levantarse”.

 

 

“No cuentes los días, haz que los días cuenten”.

 

 

¡Te recordaremos siempre Mohamad Alí!  QEPD 1942 - 2016

También te puede interesar ver...