Eric Paredes

Columnista 



Batallas Internas

Batallas Internas - Imagen Semanal

 

Hola mis queridos lectores. Espero estén muy bien.

 

Hace un par de semanas estuve hablando con un amigo ya que él estaba pasando una crisis por la situación que se vive a nivel mundial. Le redujeron el sueldo y las facturas siempre llegan, no se siente valorado en la empresa donde trabaja, piensa que es la única persona en el mundo que está pasando por dificultades, etcétera.

 

Después de escuchar su situación, logre ver las cosas positivas que todavía tenía a pesar de “su crisis”: tiene un trabajo cuando la mayoría de personas han sido despedidas, recibe un sueldo mensual (aunque sea la mitad), tiene un techo y comida caliente todos los días, tiene salud, tiene a su familia, en resumen está lleno de cosas buenas.

 

Así que le aconseje unos pasos a seguir:

 

  • Primero, que le pidiera a Dios dirección y sabiduría.
  • Segundo,  que cambiará su actitud y dejará de quejarse.
  • Tercero, que aprovechara su tiempo antes o después de trabajar e hiciera actividades como ejercitarse o leer algún título motivacional.
  • Cuarto, que se auto motivará ya que nadie lo iba a estar motivando diariamente.
  • Quinto, que si no está contento en su trabajo que renuncie o busque otro.

 

Los siguientes días que hablamos seguía con su actitud derrotista. Y yo escuchaba la misma historia y los mismos lamentos. Y le dije claramente que si él no se ayudaba primero, ni yo ni nadie lo íbamos a poder ayudar. Así que fui un poco más directo con él y con su situación.

 

Después de no hablar con él por unos días, me escribió un mensaje diciéndome “gracias”. Y le respondí de vuelta preguntándole “¿por qué de las gracias?” Y me respondió: que lo que necesitaba era ver desde otra perspectiva lo que estaba viviendo, y que nadie le había dicho ni explicado las cosas tan directamente.

 

Hoy, me llamó por teléfono contándome que su trabajo lo realiza cada día  con excelencia y alegría, que ahorra y cuida mejor sus finanzas, que agradece diariamente por lo que tiene, incluso ha empezado a buscar nuevas oportunidades laborales que le ofrezcan una mejor opción y se ejercita diariamente. No ha llegado donde quiere, ni está cerca de hacerlo, pero ya empezó su camino.

 

La vida está hecha de obstáculos diarios, mensuales o de muchos años, y probablemente de muchos obstáculos al mismo tiempo, pero la vida la llevamos solamente con Dios y en Él hay que buscar las soluciones; Fe y guía. Nunca sabemos que batalla interna estamos librando u otras personas están librando, pero depende de cada uno superarla o perderla.

 

¡Hasta pronto!

 

También te puede interesar leer...