Alimentos que no deben ser mezclados con medicamentos


Alimentos que no deben ser mezclados con medicamentos

Es relativamente habitual escuchar sobre las interacciones entre diversos medicamentos, de hecho si leemos los prospectos de los fármacos, encontraremos una lista interminable de posibles interacciones que se habrían de tener en cuenta antes de comenzar el tratamiento.

 

Sin embargo no somos conscientes de los posibles efectos indeseables que podemos padecer cuando combinamos ciertos alimentos y medicamentos.

 

¿Qué alimentos dificultan la absorción de un medicamento?

Proteínas: Aunque son necesarias para múltiples funciones de nuestro cuerpo, las personas con Parkinson deben consumirlas con moderación porque interfieren en la absorción de la levodopa (L-dopa). Se recomienda en estos casos, el consumo de proteínas a la hora de cenar.

 

Lípidos (grasas): Además de elevar tu colesterol por las nubes, disminuyen la eficacia de los anticoagulantes orales y de los medicamentos que se utilizan en el tratamiento del VIH (zidovudina, indinavir y didanosina). Una solución sería el consumo de estos medicamentos en ayunas. También se recomienda una dieta pobre en grasas.

 

Lácteos: La leche reduce la absorción de ciertos antibióticos (tetraciclinas, penicilinas orales), y la absorción de suplementos de hierro. Así que si te gusta la leche, deja pasar al menos dos horas entre el consumo de uno y otro.

 

Vitamina K: La vitamina K, presente en muchos vegetales de hoja verde y en el hígado, es un procoagulante natural, así que interacciona con los anticoagulantes orales.

 

¿Qué alimentos bloquean la acción de un medicamento?

 

Té: Los taninos del té impiden la absorción de los suplementos de hierro, así que si tienes anemia, cuidado con el té que tomas.

Soja: Cuidado con consumir soja si tomas tamoxifeno, fármaco utilizado para la prevención del cáncer de mama. Anula su acción!

Regaliz: Anula la acción de algunos antihipertensivos, diuréticos y betabloqueantes (atenolol, propanolol, labetalol, etc.)

 

¿Qué alimentos potencian la acción de un medicamento?

 

Ajo: Potencia la acción de los anticoagulantes orales, aumentando el riesgo de sangrados.

Zumo de naranja: En este caso no es un efecto nocivo sino beneficioso, aumenta la absorción de los complementos de hierro si se los toma juntos.

 

¿Qué alimentos provocan un efecto nocivo al coincidir con ciertos fármacos?

 

Zumo de pomelo: Produce reacciones de toxicidad al mezclarse con algunos antihipertensivos, antihistamínicos, fármacos para disminuir los niveles de colesterol, y algunos medicamentos utilizados en pacientes con trasplantes de órganos.

Soja: Produce toxicidad al mezclarse con el haloperidol (antipsicótico) y la warfarina (anticoagulante oral).

Tiramina: Esta monoamina que está presente de forma natural en ciertos quesos curados, carnes ahumadas, vino tinto, chocolate, alimentos en conserva o en escabeche, etc., reacciona con los antidepresivos inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), pudiendo causar serios problemas, tales como crisis hipertensivas, cefaleas intensas, palpitaciones, taquicardia, etc.

 

¿Qué alimentos debo tomar en ayunas y cuales acompañados de comida?

 

Mientras que el sucralfato (antiulceroso), acetazolamida (diurético) captopril (antihipertensivo), betanecol (colinérgico) y el hierro, se recomienda tomarlos en ayunas, otros fármacos como los AINES (analgésicos) o antibióticos (ATB) es recomendable ingerirlos acompañados de alimentos, ya que de lo contrario dañan la mucosa gastrointestinal.

 

Cuando ingerimos ATB por un largo periodo de tiempo es muy beneficioso añadir a la dieta yogures con lactobacillus para recuperar la flora intestinal.

 

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS