Beneficios del ejercicio aeróbico (cardio)



Redacción Imagen Semanal

3 de diciembre de 2016

 

 

Descubre por qué es importante el ‘cardio’ y algunos consejos que te ayudarán a disfrutar de este ejercicio al máximo mientras te pones en forma.

Si además de un cuerpo de ensueño, buscas conseguir y mantener una buena salud cardiovascular, el ejercicio aeróbico es para ti. Caminar, trotar correr, bailar, andar en bici y un sinfín de actividades más son la clave para gozar de grandes beneficios.

Lo que el cardio hace por ti:

Modula tu frecuencia cardíaca. Durante la realización de una actividad física de forma regular tu corazón se encontrará en óptimas condiciones. Asimismo disminuye tu frecuencia cardíaca en reposo.

Aumenta tu capacidad pulmonar, y permite tener una mejor circulación y oxigenación.

Ayuda a elevar la autoestima al sentir que se han cumplido metas y objetivos; y debido a la liberación a la liberación de endorfinas mejora el estado de ánimo y permite conciliar mejor el sueño.

Facilita la reducción de las grasas puesto que este tipo de ejercicio toma las grasas como principal fuente de energía. Ideal para reafirmar tus músculos.

Incrementa la capilarización muscular, con lo que llega más sangre (y por lo tanto más oxígeno y más nutrientes) a tus tejidos.

Reduce el riesgo de padecer hipertensión arterial, ataques de corazón y embolias, entre otros.

Aumenta los niveles de absorción de calcio, con lo que estás fortaleciendo tus huesos y reduciendo el riesgo de fracturas o lesiones de menor grado.

Algunos consejos prácticos:

Lo primero es que encuentres la actividad física perfecta para ti (no todas nacemos para correr maratones). Tiene que ser algo que te resulte divertido, interesante y desestresante. Toma en cuenta el tiempo del que dispones antes de elegir entre una actividad de gimnasio con clases y horarios establecidos, o una más libre en la que tú puedas controlar tiempos y decidir si la practicas dentro o fuera de casa.

Considera que para que el ejercicio sea efectivo debe realizarse como mínimo durante media hora, tres veces a la semana.

Antes de iniciar cualquier rutina debes hacer ejercicios de calentamiento durante 10 minutos. De esta forma evitarás lesiones.

Utiliza la ropa y el calzado adecuados. Lo más importante es que no te lastime y se el que mejor convenga para tu actividad.

Hidrátate bien. Es indispensable que lleves una botella de agua contigo para darle de beber al cuerpo cuando lo necesite.

Fuente: Vivirensalud.com

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS