Cómo comenzar a hacer deporte


Cómo comenzar a hacer deporte

Empezar es lo más difícil, es muy fácil encontrar excusas para no realizar ejercicio regularmente. Detente un momento a pensar en las razones por las que no has realizado actividad física últimamente. Después piensa en cómo puedes superar dichos obstáculos. Por ejemplo:

 

Problema: Llevo mucho tiempo sin hacer deporte.

Solución: Escoge una actividad que te guste realizar, busca un compañero con quien realizarla.

Problema: No tengo tiempo.

Solución: Comienza con periodos cortos, de 15 minutos, un par de veces a la semana. Añade más tiempo gradualmente. Hay muchas actividades cotidianas que puedes incluir en tu rutina: subir las escaleras de tu casa o trabajo, jugar con los niños, caminar deprisa, etc.

 

Hazlo a tu manera

-Encuentra una actividad que te guste y encaje en tu vida.

-Busca el momento del día que te va mejor.

-Realiza actividades con tu familia y amigos.

-Recuerda que algo siempre es mejor que nada.

 

Beneficios de la actividad física

Seguro que ya conoces muchas de las ventajas para tu salud de realizar una actividad física regularmente.

Marca los beneficios que esperas conseguir haciendo ejercicio:

- Estar más sano

- Sentirme mejor conmigo mismo

- Dormir mejor

- Verme mejor

- Estar en forma

- Moverme mejor

- Tener huesos y músculos más fuertes

- Conseguir o mantener un peso adecuado

- Estar con amigos o conocer gente nueva

- Divertirme

 

Cómo empezar

Empieza haciendo lo que puedas, después busca medios para hacer más. Si has estado inactivo durante un tiempo, debes comenzar despacio.

Caminar es una forma sencilla de comenzar. Puedes comenzar andando 10 minutos un par de días a la semana.

Aumenta la duración y frecuencia de tus actividades. Por ejemplo, camina un poco más. Prueba con 15 minutos en lugar de 10 y más días a la semana.

Acelera el ritmo. Cuando te sientas cómodo, comienza a caminar con más rapidez. Mantén ese ritmo durante algunas semanas. Después, tal vez quieras añadir ciclismo o jogging para añadir variedad.

 

Seguir avanzando

Cuando lleves algún tiempo realizando  actividad física regularmente, empezarás a sentir los beneficios de estar activo.

Apunta el tiempo que dedicas y los progresos que realizas.

Continúa aumentando la duración y frecuencia de tus actividades.

Incorpora nuevas actividades a tu rutina.

Recuerda siempre consultar a tu doctor qué ejercicios te recomienda realizar, él es la persona indicada para recomendarte alguna rutina según tu condición de salud. 

 

Fuente/vidasaludable.com

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS