Cómo cuidar tus uñas


●   Por Redacción Imagen Semanal   ●  26 de diciembre de 2016


Para lucir unas manos bonitas, una de las partes más importantes que debes cuidar y mimar son las uñas. A diferencia de la piel, éstas pierden humedad dos veces más rápido debido a su poca capacidad para retener agua. Su tendencia a la fragilidad, unido a manipulaciones traumáticas y al contacto con agentes químicos, hacen a la uña muy vulnerable, tornándose débil y quebradiza.

 

Entonces démosle el cuidado adecuado a nuestras uñas para que estas sigan embelleciendo nuestras manos.

 

•La diabetes.

Generalmente las uñas de los diabéticos tienen un tono amarillento. Esta es una condición benigna, probablemente causada por una reacción de proteínas de glucosa en el cuerpo.

 

•Envejecimiento.

Las uñas pueden simplemente volverse amarillas debido al proceso de envejecimiento. A medida que la persona envejece, sus uñas se vuelven más frágiles. Las uñas de los pies, en particular, se endurecen y espesan, llegando a ser opacas o de amarillo pálido.

 

•El uso del esmalte de uñas.

El uso frecuente del esmalte de uñas, sin darles la oportunidad de recuperarse, puede conducir a la fragilidad y la decoloración de las mismas. Los esmaltes, especialmente los rojos, pueden hacer que las uñas se pongan amarillas, según Cosmopolitan.com. Para evitar cambios en el color, utiliza siempre una base protectora antes de pintar las uñas, y evita el uso prolongado del esmalte de uñas.

 

Es incómodo y vergonzoso tratar de darle un respiro de esmalte a nuestras uñas y darnos cuenta que no las podemos andar al natural porque han tomado un color amarillento.

 

Por ello aquí algunos remedios para uñas amarillas por esmalte:

 

•Jugo de un limón Para realizar este remedio casero corta un limón a la mitad y exprímelo en un recipiente no tan profundo, hasta sacarle por completo su jugo. Sumerge tus uñas en el jugo por unos 5 minutos. Otra forma de realizarlo es utilizando un hisopo sumergido en jugo de limón y pasarlo por cada una de nuestras uñas, dejándolo actuar para luego lavarlo con jabón.

 

•Aceite de limón

 Una excelente forma de hacer dos cosas de una sola vez, ya que con el aceite esencial de limón podrás hidratar cutículas y a la vez blanquear uñas amarillas por esmalte. Puedes conseguir este aceite en tiendas donde vendan aceites aromáticos, productos naturales e incienso. Solamente coloca un poco de aceite de limón en tus uñas por unos minutos y listo, no tendrás que lavarlo ya que se secara.

 

Fuente/ bellezaaldia.com

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS