Consejos contra las altas temperaturas


Consejos contra las altas temperaturas

Ya ha llegado el calor típico de esta época y podemos disfrutar sin duda de momentos bajo el sol en la playa o en parques. Esto es excelente para la salud siempre y cuando nos protejamos como es debido, en esta ocasión queremos compartir una serie de consejos para que puedas cuidarte de las altas temperaturas y no sufrir algunos de los problemas más comunes.

 

Debemos tener en cuenta que el calor tiene diferentes efectos sobre nosotros, especialmente en el caso de los niños y las personas mayores, las altas temperaturas puede hacer que nuestra tensión disminuya, al igual que nos da una sensación de cansancio y de agobio. También puede ser que suframos un golpe de calor, con el que nuestra salud y hasta nuestra vida puede estar en peligro.

 

Por eso, el primer consejo que vamos a darte es que te hidrates correctamente, debemos tener en cuenta que con el calor perdemos más líquidos a través del sudor y que las altas temperaturas hacen que nuestro cuerpo tenga que equilibrar su temperatura interna. Por eso, es importante que realicemos una ingesta constante de líquidos de poco en poco para mantener el organismo en perfecto estado.

 

Lo recomendable es que ingiramos alrededor de tres litros de agua diarios, para eso es bueno que siempre llevemos con nosotros una botella de agua, sobre todo si estamos en la calle, expuestos al sol y si realizamos deporte.

 

La importancia de protegernos del sol, debemos tener en cuenta que la radiaciones están en sus niveles más altos de todo el año. Por tanto, resulta imprescindible que extrememos la precaución y utilicemos protección solar sobre nuestra piel para evitar quemarnos y hacernos daño. También destacamos la importancia de destacar la vista, empleando gafas de sol homologadas y que nos ayuden a evitar el exceso de radiación que a la larga afectará a la salud de nuestros ojos.

 

Por otro lado, recuerda también proteger la cabeza a través de un sombrero, esto es necesario especialmente si vamos a permanecer al sol. Recordemos que la cabeza es una parte delicada que no podemos someter a las altas temperaturas, ya que aumentamos el riesgo de padecer cualquier trastorno derivado de las altas temperaturas. Para ello será mejor evitar exponernos en las horas centrales que se comprenden entre las doce del mediodía y las seis de la tarde.

 

Sobre la alimentación, otro aspecto fundamental que no podemos descuidar, en este caso lo que queremos recomendar es la ingesta de alimentos ricos en líquidos y frescos, estos son una buena alternativa para conseguir mantenernos más hidratados en esta época. Por ejemplo, podemos prepararnos licuados frutales o consumir ensaladas frescas a la hora del almuerzo.

 

Por otro lado, es importante que evites las comidas copiosas y cargadas de alimentos ricos en grasa y calorías, el ingerir alimentos ligeros y frescos será la base para afrontar las altas temperaturas que nos van a acechar en estos meses.

 

Fuente: vivirconestilo.com