Las ventajas de caminar sobre otras actividades físicas


Cómo luchar contra el acoso sexual en la vivienda

Fuente: Pixabay


 

¡Caminar es el ejercicio perfecto! Es fácil, seguro y barato. Al ser  aeróbico, ayuda a quemar la grasa y también calorías.

 

Puede realizarlo prácticamente cualquier persona, incluso las que tienen algún problema físico o quienes nunca hacen ejercicio.

 

Distintas investigaciones médicas han comprobado las ventajas de caminar sobre otras actividades físicas. Un ejercicio aeróbico  intenso es aconsejable para quien desea obtener una óptima condición cardiovascular; mientras que caminar contribuye a mejorar el estado de salud general, ya que sus beneficios son muchos:

 

  • Fortalece el corazón y los pulmones
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Mejora el tono muscular
  • Disminuye el estrés, la depresión y la ansiedad, ya que al caminar se producen endorfinas, un tranquilizante natural de nuestro organismo
  • Previene la osteoporosis
  • Reduce significativamente el riesgo de padecer ciertas enfermedades

 

Algunas recomendaciones antes de comenzar a caminar:

 

Consulta a tu médico:

Si hace tiempo que no haces ejercicio

Si eres mayor de 40 años

Si has tenido problemas cardiacos, respiratorios o de presión arterial

Si tienes problemas de peso

Si fumas

 

Puedes comenzar caminando 10 minutos, 4 días a la semana a una velocidad que resulte cómoda para ti. Es importante resaltar que la velocidad no es tan importante como el tiempo que le dedicas a esta actividad.

 

Utiliza ropa cómoda y tenis apropiados.

 

Realiza ejercicios de calentamiento y estiramiento antes de caminar para prevenir alguna contractura.

 

 

Si vas a caminar durante el día, no olvides utilizar protector solar.

 

 

 

 

Consejos al caminar

 

Mantener una buena postura es muy importante. Al caminar mantén la cabeza erguida, la espalda recta, los hombros relajados y el abdomen contraído.

 

Respira profundamente con la boca semiabierta, inhale y exhale al ritmo de la marcha.

 

Según tu condición física, puede aumentar el tiempo en 5 o 10 minutos cada semana hasta alcanzar de 45 a 60 minutos de caminata diaria. Si no cuentas con mucho tiempo, camina por lo menos 20 minutos diarios.

 

Si está cansado o siente algún dolor o mareo, disminuya la velocidad o haga una pausa hasta que se recupere completamente.

 

Procura no ingerir alimentos inmediatamente después de hacer ejercicio.

 

Por último, caminar no debe ser algo complicado o tedioso, así que te recomendamos crear una playlist con tu música favorita, utilizar ropa cómoda y disfrutar del paseo.