Miel para la belleza


Miel para la belleza

Dicen que Cleopatra utilizaba las virtudes de la miel como un ingrediente muy útil de belleza. Y si a la Diosa del Nilo le funcionó, de seguro las diosas modernas pueden sacarle provecho a este versátil producto de la naturaleza.

 

La miel tiene la ventaja de poder utilizarse de pies a cabeza como producto de belleza, le da suavidad y brillo al cabello, igual que sirve de humectante para la piel porque retiene la humedad.

 

Un simple tarro de miel de abeja de buena calidad que sea totalmente natural es suficiente para mantener perfectamente hidratada nuestra piel. Por ello, la miel se utiliza en la elaboración de artículos cosméticos, como cremas, jabones y mascarillas que se destinan al cuidado del cutis, la cara en general y el cabello, entre otras aplicaciones.

 

Además de sus propiedades humectantes, la miel sirve de bálsamo limpiador por su contenido de ceras, azúcares y minerales. También puede ser utilizada como antioxidante que protege contra daños causados por los rayos solares y como regenerador de la piel reseca y marchita.

 

Ahora podrás preparar algunas recetas caseras ideales para tu piel, y comprueba por ti misma lo eficaz que resulta utilizar la miel para la belleza natural.

 

 

 

Mascarilla de miel para el cutis

 

Ingredientes:

.1 cucharada de miel

.1 cucharada de aceite vegetal

.¼ cucharada de limón

 

Mezcla los ingredientes en un recipiente y aplícala en los codos, manos, talones y otras áreas resecas. Déjala actuar por 10 minutos y enjuaga con agua natural.

 

Mascarilla para el Cabello Reseco

 

Ingredientes:

.½ taza de miel

.¼ taza de aceite de oliva

 

Une ambos ingredientes y cubre todo el cabello con la mezcla. Cubre el cabello con una gorra de baño y espera 30 minutos. Lávate el cabello como normalmente lo haces.

 

Mascarilla para el rostro

 

Ingredientes:

1 cucharada de yogur natural y sin azúcar

1 cucharada de miel

½ limón

 

Con la combinación de estos tres productos naturales obtendremos una mascarilla casera que debemos aplicar durante 20 minutos y aclarar con agua fresca. Con esto conseguiremos rejuvenecer la piel.

 

Y si queremos hacer un exfoliante natural, podemos mezclar la miel, el yogur y el limón con azúcar o con un poco de avena.

 

Para tener un tónico natural rápido, exprimiremos unas gotas de jugo de limón en un algodón y los pasaremos por el rostro.

 

Esperamos sigas nuestros consejos y que luzcas muy pronto esa piel tersa y hermosa que toda mujer desea tener.

 

Fuente: Mujernatural.com