Sencillos pasos para cocinar más sano


Sencillos pasos para cocinar más sano

Vamos a revelarte unos cuantos trucos culinarios muy fáciles para que tus platos sean más saludables y tú dieta más equilibrada. No te preocupes, que no todo es verdura o granola insípida para comer sano, porque hay ideas alternativas para que tu cocina sea nutritiva, divertida y sabrosa a la vez.

 

Para reemplazar la sal

Arriesga en tus recetas y prueba cosas nuevas. Trata de sustituir alimentos o condimentos que no son muy saludables por otras alternativas más sanas. Por ejemplo, la sal es un condimento que potencia el sabor de tus platos, pero no es recomendable abusar de ella. ¿Qué hacer para que tus recetas sigan siendo igual de sabrosas? Sustituirla por ingredientes con sabor fuerte: hierbas aromáticas, como el eneldo, el romero o el orégano, y otras especias y condimentos como la mostaza, la pimienta, el comino o la nuez moscada. También puedes aliñar con zumos.

 

Coliflor

Este superalimento es una verdura cargada de nutrientes: vitamina C, fibra y antioxidantes que ayudan a combatir los radicales libres. Se está poniendo muy de moda, y si no te gusta su particular aroma que desprende cuando es cocinada, puedes incorporarla a tus smoothies de frutas y verduras y preparar un batido de coliflor. También puedes añadirla a tus salsas y a tus sopas, para espesarlas y hacerlas más light, manteniendo la cremosidad que aportan ingredientes más grasos y calóricos como la nata; o como guarnición de carnes y pescados. Y si no has probado la coliflor con besamel al horno, ya puedes añadirla a tu recetario.

 

Cocina alternativa para experimentar

Ya hemos dicho que hay que arriesgarse y experimentar con métodos de cocina alternativa para que tus platos sean más originales y variados. Sustituye los fritos por asados y hervidos, verás cómo se reduce la cantidad de grasa de tus comidas. Quizá el pollo cocido te parezca insípido, pero prueba a cocinarlo con vino y hierbas aromáticas como el cilantro y el perejil, y con un poco de pimienta, y comprobarás que el pollo cocido además de tierno, puede ser sabroso.

 

Zumo todos los días

Acostúmbrate a incorporar a tu dieta zumos de fruta recién exprimida o licuada. Tomar zumos es la forma ideal de asegurarte de que le aportas a tu organismo todas las vitaminas y minerales necesarias diariamente. Desde el tradicional zumo de naranja natural, hasta smoothies de frutas y verduras. Prueba el zumo de tomate natural con un poco de lima y de limón exprimidos, y adórnalo con trocitos de tallo de apio, gajos de limón y de lima.

 

Postres dulces saludables

A todos nos gusta comer dulces, y aunque sabemos que los azúcares engordan y los pasteles tienen muchas calorías, no queremos dejar de disfrutar del placer de comer dulces. ¿Qué puedes hacer entonces? Buscar ingredientes saludables para tus postres; por ejemplo. Haz tus recetas de postres utilizando frutas naturales, yogurt, chocolate puro, la fruta satisface mucho y además hay algunas más dulces que otras, como la banana para realizar un rico licuado o smoothies, ensaladas de frutas con chocolate puro derretido por encima, etc.

 

Fuente: cuidandotusalud.com

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS