También se puede comer saludable fuera de casa



 

Fuente/ Vidasana.com

 

Parece muy difícil de creer que se pudiese comer sano también fuera de casa, pero la verdad esto está en cada individuo, en la fuerza de voluntad, porque en los restaurantes de comida rápida también existe en el menú las ensaladas, carnes a la plancha,  frutas etc.

 

La verdad es una excusa, el decir o tan solo pensar que esto no se puede lograr, ya que estamos invadidos de comida chatarra por todos lados, pero la orden la hacemos nosotros mismos no los dueños o empleados de los comercios, ellos no nos obligan a pedir una hamburguesa extra grande con una inmensa porción de papas fritas a la cual le agregamos una soda de dieta para cuidarnos, suena irónico pero es así.  

  

Considerando que se vive a un ritmo acelerado que obliga estar fuera de casa, por el trabajo, la escuela y compromisos sociales prácticamente todo el día, es necesario tener muy en cuenta lo que estamos comiendo por más ocupados que estemos, es fundamental hacer conciencia y emprender  una rutina diaria, por ello te invitamos a seguir unos cuantos consejitos que te ayudaran a sobrellevar  una dieta sana fuera de casa.

 

1. Cuando tengas una cita de trabajo o con amistades, trata de ser tú quien escoge el lugar de encuentro. Busca lugares que tengan opciones saludables en el menú para que tengas mejores opciones.

 

2. Estudia el menú, lee con cuidado para encontrar las señales de advertencia que indiquen cuáles son los alimentos ricos en calorías. Pon atención a descripciones con palabras como cremoso, crujiente, frito, empanizado o rebozado. En vez de eso, prefiere alimentos cocinados a la plancha, al vapor o asados.

 

3. No temas pedir al mesero que modifique el platillo que está en el menú, reemplaza los complementos poco saludables, como las papas fritas, por vegetales cocidos al vapor o una fresca ensalada. Si sabes que la salsa será rica en calorías, pide que te la traigan aparte, así comerás menos.

 

4. Para llevar, las porciones servidas en los restaurantes usualmente son suficientes para dos personas, así que al empezar a comer pide al mesero una caja para llevar. Coloca la mitad del platillo en ella y llévatelo a casa. Recuerda, si mantienes la comida frente a ti, querrás a comerla aunque estés satisfecho.

 

5. Aprende a conocer las porciones que debes comer, saber cómo juzgar una porción te puede ayudar a mantener el objetivo. Si pides pasta, un buen parámetro es comer una cantidad equivalente al tamaño de tu puño. En el caso de la carne, trata de no comer más de lo que cabría en la palma de tu mano.

 

6. No corras, disfruta tu comida, tu cerebro tarda cerca de 20 minutos en reconocer que tu cuerpo está lleno. Así que comer más despacio, te permitirá ingerir menos y así no subirás de peso.

 

Lograr el objetivo de una comida saludable fuera de casa sólo depende de una persona: tú. Recuerda, todo está permitido menos el exceso. ¡Cuídate!

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS