Como mantener una buena higiene en los colchones


Para conseguir un descanso óptimo, es muy importante que además de una buena cama o soporte, reúnas una serie de condiciones fundamentales para conseguir que la relajación sea total a la hora de irte a dormir y aquí es donde hay que poner especial atención a la higiene de los colchones. 
Los problemas higiénicos más frecuentes que se presentan en los colchones, pueden ir desde el simple polvo hasta la presencia de ácaros que son capaces de producir diversas enfermedades, alergias y problemas en nuestra piel.

Ten en cuenta que durante el sueño, nuestro cuerpo transpira, por consecuencia es de vital importancia que el colchón sea transpirable para evitar la condensación de humedad en el mismo, y para ello es fundamental que sigas unos sencillos consejos higiénicos de limpieza y uso, que harán en definitiva, más saludable tu descanso.

 

1- Limpieza: Se deben limpiar periódicamente usando la aspiradora para eliminar parásitos y polvo, y así evitar que este se acumule y por consiguiente la reducción de bacterias. Lo más recomendable es realizar una limpieza superficial del colchón al menos una vez a la semana y cada 6 meses hacer una limpieza profunda.

 

Así que empieza por aspirar el colchón, aplicando sobre el mismo un poco de bicarbonato de sodio, frota la superficie con un cepillo suave y después pasa la aspiradora, con esto conseguirás eliminar los malos olores y los parásitos del colchón.

 

En el caso de optar por una limpieza más profunda, hacer movimientos circulares sobre la mancha del colchón con una esponja suave, tomando un poco de espuma de detergente de lavar la ropa o bien con jabón especial para tapicerías. Después dejar secar el colchón y termina una vez más pasando la aspiradora.

 

Aconsejamos poner fundas desenfundadles o protectores, para así facilitar la limpieza del mismo, ya que resultan muy practicas, pudiéndose lavar a mano o máquina.  

 

Nota importante: Nunca usar la vapórela, ya que lo que conseguiremos por el efecto de la humedad es la proliferación de hongos y por lo tanto tendríamos que comprar un colchón nuevo.

 

2- Aireación: Es fundamental y necesario para un buen mantenimiento del colchón, ya que además de prolongar la vida del mismo, nos ayudara a no acumular olores en el. Para ello lo mejor es airearlo cada día, al menos 1 hora antes de hacer la cama, ya que si lo hacemos nada más levantarnos el colchón no tiene tiempo de transpirar.

 

Aquí también es importante, que las sábanas se cambien a menudo (cada 2-3 días ) así mantendremos el colchón durante más tiempo limpio y fresco. 

 

 

También te puede interesar ver…

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS