Martha Ávila

Columnista

 

Especialista en Cuidado

del Medio ambiente

Descubra la historia detrás de las descargas de agua desde el  Lago Okeechobee al Río Caloosahatchee


Al hablar con los latinos sobre el tema del Lago Okeechobee, me he dado cuenta que no muchos de nosotros conocemos la historia detrás de las últimas liberaciones de agua provenientes del  lago Okeechobee. Todos somos conscientes de los millones de galones de agua color marrón que han desembocado al rio Caloosahatchee últimamente, incrementándose así la preocupaciones de los ciudadanos al ver tantos mamíferos y peces muertos, proliferación de algas y carreteras inundadas, además del impacto al agua potable; pero pocos sabemos sobre el origen de este lio.

 

¿Cómo hemos llegado hasta este punto? 

 

Es muy claro para todos que nuestros lagos y ríos naturales son la piedra angular de nuestra calidad de vida y el alma de nuestra economía turística en la Florida. Durante las últimas dos décadas, el Estado de Florida y el gobierno federal han destinado miles de millones de dólares para restaurar el Lago Okeechobee y los Everglades, realmente sin éxito. Lo que vemos este año es que la situación ha empeorado debido a las lluvias que el fenómeno climatológico de El Niño ha traído. De hecho, los eventos extremos de precipitación en toda América Central y del Sur del Estado han hecho de ésta sea la temporada de invierno más húmeda desde 1.932. Como resultado, los niveles máximos de agua en el Lago Okeechobee subieron un pie.

 

¿Y como afecta esto al lago Okeechobee?

 

 Empecemos conociendo algo de la historia. El Lago Okeechobee es también llamado El Mar Interior de la Florida, "Lago O" ó  "El gran O". Es el mayor lago de agua dulce en la Florida, y el séptimo lago de agua dulce más grande de Estados Unidos. El Lago Okeechobee se formó hace unos 6.000 años, cuando las aguas oceánicas se retiraron y el agua en reposo dejó una depresión poco profunda, en lo que hoy se conoce como el estado de la Florida. El lago expansivo que resultado de este proceso fue nombrado Okeechobee, que significa "agua grande" en la lengua de la tribu Seminole. El lago sirve como una fuente directa de agua a los Everglades a través de numerosos pequeños afluentes que fluyen fuera de la región sur del lago.

 

 

 

El temprano desarrollo urbanístico en el sur de Florida ha tenido graves repercusiones para el Lago Okeechobee. En la década de 1.890, un empresario construyó un canal que conectaba el lago Okeechobee con el lago Hicpochee, que es la cabecera del río Caloosahatchee. Esta acción proporcionó por primera vez la salida de aguas del lago hacia el mar a través del río. A principios de 1.900, el Distrito de Drenaje de los Everglades construyó muchos otros canales que impactaron en el Lago Okeechobee. Estos canales resultaron en un lento y continuo drenaje del lago Okeechobee y de los Everglades. El objetivo de estos drenajes era el drenar el norte de los Everglades para fines agrícolas y así evitar que los cultivos se inundaran. A la vez que estos desagües ocurrían, ciudades pequeñas fueron surgiendo en la región muy cerca del lago. Adicionalmente, un  pequeño dique de barro se construyó a lo largo de la orilla sur del lago para proteger esos pueblos y granjas de posibles inundaciones por las aguas del lago. Fue entonces, cuando en la década de 1.920 dos grandes huracanes golpearon el sur de Florida, uno de ellos generó fuertes oleadas en el lago inundando la zona y cientos de acres al sur, dejando aproximadamente 2.000 muertes.

 

Entonces el gobierno de la Florida pidió ayuda al Congreso de los Estados Unidos para prevenir este tipo de devastación en el futuro. El Congreso ordenó al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de los Estados Unidos (ACOE) dirigir la construcción del Dique Herbert Hoover, un dique de tierra que rodea el perímetro del lago. El ACOE construyó además un sistema de canales y diques que aún hoy controlan todas las descargas dentro y fuera del lago. Esta construcción permitió que más de la tierra alrededor del lago Okeechobee se convirtieran para el uso agrícola. Al norte, granjas lecheras y ganado vacuno, mientras que en el sur, caña de azúcar y cultivos de vegetales aumentaron rápidamente. Tos estos cambios en el uso del suelo y alteraciones del flujo natural del agua han dado lugar los problemas que vemos hoy, como lo son el gran aumento de nutrientes (nitrógeno y fósforo) al lago, lo que ha generado graves problemas en cuanto a calidad del agua; impactando la vida salvaje y la economía turística.

 

 

 

Sin embrago, hoy en día, los canales y diques desempeñan un papel fundamental para evitar inundaciones desde el Lago Okeechobee hacia abajo en los Everglades, protegiendo de esta manera a miles de familias y negocios en comunidades rurales de Clewiston, South Bay, Belle Glade, Pahokee, y Canal Point. Cuando los niveles de agua en el lago son muy altos entonces se envían descargas de esta agua dulce hacia los estuarios de St. Lucie y Caloosahatchee, lo cual causa serias afectaciones a los organismos de los estuarios e incrementa el florecimiento de algas y otras bacterias en el agua.

 

¿Lo que se ha hecho?

 

Aunque los legisladores han desarrollado e implementado varias leyes, además de contribuido con muchos millones de dólares aún no se ve una solución, pues es muy compleja la problemática. 

 

¿Cómo podemos contribuir cada uno?

 

Aunque no lo creamos, cada uno de nosotros aportamos contaminantes a través de las aguas lluvias o pluviales; el mayor impacto ocurre con la escorrentía de las aguas pluviales. Esto ocurre cuando el agua lluvia fluye sobre superficies terrestres pavimentadas tales como calles, techos, céspedes residenciales o estacionamientos, arrastrando consigo contaminantes hacia los sistemas de alcantarillado o directamente a un lago, arroyo, río o a las costas, contaminando así el agua. 

 

La escorrentía de aguas pluviales recoge y lleva consigo muchos contaminantes diferentes, tales como sedimentos, nitrógeno, fósforo, bacterias, aceites, basura, pesticidas y metales, entre otros. Estos contaminantes provienen de una variedad de fuentes, incluyendo desechos de las mascotas, fertilizantes y pesticidas del césped, fugas de líquido del coche, polvo de obras en construcción, vertido de materiales peligrosos u otros derrames.

 

Pero hay solución, ya que la conservación y protección de los recursos hídricos de la Florida comienza en casa. Podemos cada uno lograr cambios positivos para mejorar la calidad de agua y del medio ambiente haciendo pequeños cambios en el hogar. Siga las siguientes 12 recomendaciones y siéntase orgulloso de contribuir en la construcción de un planeta sano: 

 

 

 

1.      Mantenga en buenas condiciones su auto, asegúrese que no hayan fugas de aceite u otros líquidos. Si lava su auto en casa hágalo sobre el césped para que la suciedad y el jabón no fluyan por la acera hacia drenajes cercanos.

 

2.      Limite el uso de fertilizantes y nunca los aplique al césped o en plantas antes de lluvias.

 

3.      Considere el plantar plantas nativas en su jardín, estas le ayudan a reducir el consumo de agua en su jardín ya que son tolerantes a las sequias, no requieren de fertilizantes  y además atraen la vida silvestre. Considere también la construcción de un jardín de lluvia en las zonas bajas de su césped.

 

4.      Si el exceso de fertilizante cae sobre las calzadas o aceras, barrer  y recoger en lugar de utilizar una manguera de jardín para juagar y lavar los desechos. Recoja los recortes de hierba y hojas y póngalos en el reciclaje de desechos de jardín. Mantenga las hojas fuera de la cuneta donde se pueden lavar hacia los alcantarillados cercanos.

 

5.      Mantenga las orillas de lagos o canales con vegetación natural, ya que estas plantas proporcionan una filtración natural.

 

6.      Si usted tiene un sistema de tanque séptico, manténgalo adecuadamente bombeándolo de cada tres a cinco años. Si se trata de un sistema más antiguo, asegúrese de que pueda manejar los volúmenes actuales. Nunca ponga productos químicos en su tanque ya que pueden dañar el sistema y filtrarse en el agua subterránea.

 

7.      Si usted es dueño de una mascota, debe recoger los excrementos y eliminarlos junto a los residuos de basura.

 

8.      Mantenga los químicos para hogar en un lugar cerrado, donde la lluvia no pueda deteriorarlos. Eliminar los productos químicos viejos en los basureros de recolección ó en eventos de desechos peligrosos.

 

9.     Nunca ponga nada en la alcantarilla de aguas pluviales.

 

10.  Si usted es dueño de un barco, sea responsable en el agua cuando la pesca, navega ó  bucea.

 

11.  Use bolsas de compras reutilizables, igualmente botellas de bebidas reusables para reducir el uso de plásticos y otros desechos cerca de nuestro ecosistema costero.

 

12.  No tire basura.

 

Hasta los más pequeños esfuerzos que cada uno hagamos pueden contribuir notablemente a mantener una buena calidad del agua, ayudando así a proporcionar fuentes de agua potable para la creciente comunidad y permitiendo además que la fauna natural pueda prosperar.

 

 

Fuentes: 

 

http://www.dep.state.fl.us/evergladesforever/about/lakeo_history.htm

 

http://forestsforwatersheds.org/reduce-stormwater/

 

http://ffl.ifas.ufl.edu/index.html

 

 

http://www.dep.state.fl.us/water/waterpolicy/index.htm

También te puede interesar ver…

Tiroteo en Club de Orlando deja 50 muertos y 53 heridos

VIDEOS