Etiqueta en una comida de negocios

La mujer profesional debe iniciar la conversación con temas cotidianos, cosas generales para llegar a un interés común y establecer comodidad y confianza entre ambas partes. Procura no tocar el tema profesional hasta el café, al hacerlo cuida el tono y volumen, tus ademanes y gestos. Si descubres que el otro se interesa en un tema particular, no dudes en enfatizas la conversación en este tema. Y desvía la conversación de los puntos que le sean desagradables.

Comida de negocios
Es bueno recordar que el restaurante es un lugar público y por ello es preciso tener cuidado con el tipo de información que será dada sobre un negocio. Hay que tener cuidado con el volumen de la voz y las palabras que usamos, especialmente si las mesas contiguas se encuentran muy cercanas.
Pero todo nuestro esfuerzo se puede ir al traste si nuestros modales no acompañan a nuestras propuestas de negocios. Una persona maleducada y con malos modales en la mesa tendrá bastantes papeletas para fracasar en sus negociaciones. Aprender a utilizar de forma adecuada el saludo, el tratamiento, el vestuario, etc. es fundamental para cualquier persona, pero en el ámbito de los negocios seguramente más.

La mesa, salvo situaciones excepcionales, no es el sitio adecuado para realizar presentaciones, intercambiar tarjetas, etc. Todas esas acciones se habrán llevado a cabo previamente en la oficina. Puede darse el caso de alguna incorporación posterior. En este caso, puede tener justificación las presentaciones, intercambios de tarjetas o cualquier otra acción similar.

¿Cuánto debe durar una comida de negocios?
Es importante que una comida de negocios no se extienda más de 2 horas, para que ninguna de las partes se agote. Quien debe ponerle fin es siempre el anfitrión. Es muy útil preguntar al inicio si la otra persona tiene una cita marcada para después de la comida, de manera que fijemos un compromiso de tiempo y evitarnos impaciencias de ambas partes.
En caso de que este punto no quede claro desde el principio y tengamos algún compromiso posterior, podemos dar una señal y colocar cortésmente la servilleta en la mesa o pedir una última taza de café en señal de que la comida ha concluido.


Pasos sencillos para comer de forma correcta

Es importante saber comer de manera correcta, en casa o en cualquier lugar, el comer bien expresa mucho la personalidad de cada individuo, ya que en el estilo de sentarse y de llevar los alimentos a la boca se demuestra el nivel de educación.

Una vez sentados a la mesa, y desdoblada la servilleta sobre sus pantorrillas, solo tiene que seguir el ritmo de la comida y ser lo más sociable posible con sus compañeros de mesa. Este "buen comportamiento" es el resultado de haber tenido una buena ilustración, y ponerla en práctica.

Al uso correcto de los cubiertos, hay que añadir algunos otros comportamientos que debe tener en cuenta cualquier buen comensal (amén de los consabidos no hable con la boca llena, ni beba hasta que haya tragado su bocado, no haga ruido al comer, etc.).

1. Los alimentos no se tocan, y si los toca, debe servírselos para usted o desecharlos, pero no dejarlos para otras personas.

2. Los alimentos que se llevan a la boca no se devuelven al plato de forma evidente. Si algo tiene mal sabor o no le ha gustado, debe retirar este bocado de la forma más discreta posible, dejándolo a un lado del plato

3. Las manos siempre limpias tanto para tomar los cubiertos como las copas. Los labios siempre limpios antes y después de beber.

4. Si un plato no le gusta, no lo "desarme" para dar la impresión de que lo ha comido. Nada más lejos de la buena educación. Puede probar un poco y dejar el resto tal y como se lo sirvieron. Un anfitrión educado no le hará ninguna pregunta. Y si se la hace, usted puede responder con alguna disculpa.

5. No se pasan alimentos de un plato a otro, ni bebidas de una copa a otra.

6. No se utilizan los cubiertos propios para "acceder" a fuentes, salseras, soperas o cualquier otro tipo de recipiente comunitario.

7. Las personas se sirven no escogen. Es decir, hay que servirse la pieza o ración que toque no la que usted quiere elegir,

8. El borde del plato hay que tratar de mantenerlo limpio.

9. No debe cruzar el brazo por delante de otros comensales. Si quiere algo que está lejos de su alcance, pídalo.

10. La servilleta solo sirve para limpiarse los labios y los dedos, pero no debe dársele otro uso (pañuelo, paño para limpiar un plato, un cubierto o un vaso, etc.).

11. Si no se ofrece, no se debe solicitar repetición de un plato. Puede poner en un compromiso a los anfitriones.

12. Las conversaciones en la mesa moderadas, en todos los sentidos. En cuanto al tono de voz, en cuanto al tema y en cuanto a la duración. 

Estos son pasos básicos para comportarse a la hora de comer, recuerde practicando en casa todo esto se hace un habito, y de esta manera no se verá como actuando sino de modo natural.


Fiesta infantil en casa

Una de las cosas que perturba a las madres es justamente las fiestas que se hacen en el hogar ya que muchas veces estas desestabilizan la normalidad de la casa. ¿Cómo organizar una fiesta a tu hija(o) sin morir en el intento? Aquí te damos las claves para conseguirlo.

- Invita a un número razonable de personas: más de diez es delito, como dicen por allí. En un hogar medio, más de diez niños jugando por las habitaciones, puede ser un escándalo. Ponte ese límite a la hora de organizar la fiesta y adáptalo según convengas.

- Muebles vacíos: coge una caja de cartón y guarda en ella todos los objetos del mueble que sean susceptibles a acabar rotos ya que si no corres con el peligro de qué alguno acabe en el suelo.

- Compra vasos, cubiertos y platos de un solo uso: así todo será tan fácil como levantar y tirar y no está fuera de lugar ya que es una fiesta infantil, aunque ahora la vajilla desechable tampoco se ven mal en las fiestas informales de adultos.

- Inventa actividades, que fácilmente les llame la atención a todos y quieran participar, es necesario que tu pongamos las pautas, planea esto con anterioridad y ten a la mano todo aquello que necesitaran para jugar. Elige juegos de mesa que tengas o alguna actividad en el patio, ya verás cómo se lo pasan bien.

- Controla el tiempo: está claro que los niños vienen a pasárselo bien, pero después de unas horas es posible que acaben cansándose, por ello es necesario no hacer fiestas de cumpleaños más largas de cinco horas. Está demostrado que hacer una fiesta de cinco de la tarde a ocho de la noche, es un horario perfecto.

- Acomoda la mesa del pastel (torta) antes de que lleguen todos de esa manera pondrás toda tu atención en ellos y no te descuidaras de ellos ni un solo instante.

- Ten todos los números de teléfono a mano: solicita a los padres sus números de contacto, como has podido comprobar, organizar una fiesta de cumpleaños es sencillo cuándo sabes cómo hacerlo, así que tranquila y adelante


Como comer correctamente el pescado

El pescado es un poco complicado para comerlo, ya que está lleno de pequeños huesitos y espinas que son complicados de separarlos de la carne sin la ayuda de los utensilios adecuados, el no saber utilizar los mismos nos puede hacer pasar vergüenza al querer deleitar nuestro plato.

Aunque su gusto no es afín a algunos paladares, uno de los motivos que genera mayor resistencia a este nutritivo alimento, son sus espinas. Para ello, conviene bajar el ritmo mientras masticamos, sobre todo cuando tragamos, para evitar la típica escena en la que abrimos los ojos con desesperación y sacudimos las manos clamando por un poco de miga de pan para suavizar el raspón de esa espina inquieta que se nos escapó.

Si detectamos algo extraño en la boca, no nos asustemos, calma, no es una espada que nos va a perforar las vísceras, es una simple espina que debe ser retirada lo más elegantemente posible por dos razones: para no llamar la atención del resto de los comensales y porque a ninguno le agrada ver cómo alguien se saca intragables de la boca. Se retira delicada y disimuladamente con la mano y se deposita en el borde del plato.

Podemos ocultar esta acción sosteniendo la servilleta delante de la boca con una mano, mientras extraemos la espina con la otra.

Cuando nos presentan una pieza entera, con cabeza y cola incluida, se empieza separando los extremos con la pala. Luego se abre la pieza longitudinalmente y se retira el espinazo, que depositaremos en el borde superior del plato.

Cubiertos especiales para pescado.

Si bien el pescado puede comer se con cubiertos convencionales, hay cubiertos especiales que sirven a tal efecto. El tenedor es muy parecido al tenedor de mesa, con la diferencia de que tiene los dientes un poco más cortos. El otro cubierto no es un cuchillo, sino una pala que no tiene filo, porque el pescado no se corta, se desmenuza.

Esta pala se toma como quien coge un lápiz para escribir. Pero no abusemos de su condición plana para cargar comida sobre ella y menos aún ¡llevarnos comida a la boca!.


Fiesta en casa

Las más formales tendrían lugar mediante tarjeta. En tal caso, especificaremos el día, la hora, etc. Si fuésemos a invitar a una casa de campo o una casa de difícil acceso se puede adjuntar un pequeño croquis de cómo llegar.

En el tipo de invitaciones que se suele dar habitualmente, en las que nos une con nuestros invitados una relación de amistad, cabe una llamada telefónica para realizar la invitación.

El tiempo de antelación con el que realizar la invitación va a depender de nuestro tipo de invitado. Si es una personalidad o alguien con una vida laboral y social intensa, deberemos realizar la invitación con unos quince días de antelación, para que pueda reservar un hueco en su agenda.

Si nuestros invitados son más cercanos, con siete días de antelación sería más que adecuado.

-Elaboración del menu:

Preparar un menú equilibrado, no demasiado pesado. Es adecuado informarse acerca de los gustos culinarios de nuestros comensales para asegurarnos el éxito. De no ser posible recomendamos preparar platos de diferentes tipos para que de no tomar uno de los platos, nuestro invitado tenga otras cosas que poder degustar.

Los platos han de ser de fáciles en su presentación para no ausentarnos de la mesa más de lo necesario y descuidar a nuestros invitados.

-Preparar todos los elementos para la mesa:

Los días de antes, prepararemos todos los elementos de la mesa, cubertería, manteles, vajilla, cristalería, etc. y nos aseguraremos de su higiene y buen estado. Repondremos aquellos elementos que lo requieran. En caso de los adornos de mesa, si se va a quedar en el centro durante toda la velada, buscaremos aquellos que sean de baja altura para no impedir la visión directa entre los comensales. Si es adorno floral, elegir aquellos que no desprendan olor ya que altera el olor y sabor de los alimentos.

 


COMO COMER EL PAN

Dependiendo del lugar donde estemos, el pan puede ser una pieza individual (un bollito), una rebanada o un trozo de cualquier tipo de pieza de pan (existen múltiples variedades de pan, en cuanto a tamaños y tipos).

El pan se trocea únicamente con las manos. No se debe utilizar ningún tipo de cubierto, ni tradicional ni especial, para trocear el pan. Solamente se utiliza el cubierto, y no generalmente en la mesa, para abrir un bollo o trozo de pan para hacer un bocadillo (meter o untar algo en su interior).

El pan se va troceando a medida que lo vamos comiendo. No se deshace todo el pan en pedacitos y se van comiendo. Tampoco se toma el pan a mordiscos directamente desde la pieza o rebanada.

Hay que tener cuidado de no hacer muchas migas al trocear el pan (por eso lo debemos hacer encima del platillo).

Tampoco se debe jugar con el pan (hacer bolitas con la miga o cosas por el estilo).

El pan se coloca en la parte izquierda nuestro plato, a la altura de las copas, aproximadamente. Puede ponerse un platillo auxiliar para el mismo.

El pan es un alimento que acompaña a todos los platos y es un "elemento" de ayuda a la hora de comer. Se puede "empujar" con él, algún pequeño trozo de alimento que se resiste a ser tomado con el tenedor o la cuchara.

El pan no se moja, ni con la mano ni con el tenedor, en fuentes o salseras comunes. Nunca debe salir de nuestro plato.


Efectivas formas para expresarnos

Comunicación


Para que una comunicación sea efectiva existen unas series de técnicas que se deben tener en cuenta a la hora de entablar una buena conversación con la pareja y es necesario saber que hay muchas cosas que no se pueden pasar por alto.
El lenguaje corporal
Los estudios indican que el 93% de la comunicación no es verbal (mirada, postura, levantamiento de cejas, gestos, tono de voz, mirar a los ojos) si quieres que la comunicación funcione, haz un esfuerzo por dominar estas habilidades, si la pones en práctica te sorprenderás de los resultados.


El tono de voz

 

Importantísimo, si usas un tono de voz suave con firmeza puedes motivar, si lo dices con un tono de voz fuerte nadie te hará caso a lo que digas, así mismo si usas un tono de voz chillón no te respetaran, por esto es bueno que controles la respiración y al mismo tiempo tu tono de voz. Te ayudará mucho.


Mirada a los ojos.

 

Es necesario que si dices la verdad mires a los ojos ya que estos son la ventana del alma.
Además te pondrán más atención, aunque no exageres y te quedes mirando fijamente como alguien raro, debes en cuanto mirar hacia otro lado ,esto de la mirada es una de las cosas más eficiente a veces con solo mirar a una persona a los ojos le puedes causar una buena sensación, tu comunicación tendrá mejores resultados con esto.


Calma.


Los estados de ánimo se contagian, si usas tonos y gestos inadecuados no esperes que te entiendan, mantente firme en tu postura de esta dependerá el éxito de lo que quieras comunicar a la otra persona, tu cuerpo y tus gestos devén ser coherente con lo que quieres comunicar.


Relájate

 

Previamente a la comunicación respira hondo relájate y olvídate de cosas anteriores, preocupaciones, tienes que hacerlo con confianza, es difícil que ligando todo nuestros perjuicios y preocupaciones alguien nos quiera escuchar
Por último, confía en que lograras lo que te propones, se necesita optimismo.


¿Se debe dejar el plato, con un poco de comida un comensal?

 

Terminar un plato, ¿dejamos algo de comida?, ¿lo dejamos limpio como si estuviera sin utilizar? Son alguna de las preguntas que solemos hacernos, cuando asistimos algún evento.

Aquí va la respuesta tantas preguntas, dejar algo de comida en el plato es falso.

Los alimentos servidos en un plato están para comerlos. Dejar algo puede interpretarse como que no nos ha gustado, y dejarlo demasiado limpio (rebañar el plato) puede dar sensación de glotonería, de voracidad, o bien puede sugerir al anfitrión que nos hemos quedado con hambre.

Lo que se sirve en un plato debe comerse en su totalidad, dejando los restos normales que pueden quedar en cualquier tipo de preparación. Un hueso, un trocito de grasa, un tallo un poco más duro, etc. Pero no hay que dejar una cantidad de alimento que aún pueda ser comestible. Por eso a la hora de servirse hay que hacerlo con cierta moderación para no dejar nada en el plato.

Además, lo que nos han enseñado desde pequeños es "no se deja nada en el plato". Y hay que ser obedientes.


Cuando visitar la escuela de nuestros hijos

 

 

 

 

 

1. Procuraremos no entrar en las casas de educación a horas en que podamos ser causa de que se interrumpa el estudio o la enseñanza, o en que los maestros hayan de desatender a los alumnos para recibirnos.

2. Cuando nos dirijamos a una de estas casas con el objeto de visitar a un alumno, solicitemos por el jefe del establecimiento, o por la persona que le represente, y pidámosle el correspondiente permiso para hacer nuestra visita.

3. Si al acercarnos a la casa notamos que se reprende en ella a algún alumno, evitemos entrar en tales momentos, y si hemos entrado, retirémonos con cualquier pretexto razonable.

4. Las atenciones que tributemos a los alumnos se entienden tributadas al mismo establecimiento, y en especial a sus directores. Así, no penetremos nunca en estos edificios, sin quitarnos el sombrero y manifestarnos atentos y respetuosos, por más jóvenes que sean las personas que se ofrezcan a nuestra vista.

5. Jamás nos creamos autorizados para reprender en voz alta a nuestros hijos o pupilos dentro del establecimiento en que los tengamos colocados. Sobre ser éste un acto que los sonroja y que perjudica su educación moral, faltamos así a la consideración que debemos al establecimiento, e invadimos la autoridad absoluta que en él deben ejercer sus directores, y que la buena educación y la etiqueta nos mandan siempre respetar.

 


Como invitado haga lo correcto

 

No es preciso que tenga que esforzar sus modales, para quedar bien con los demás en cuanto a comportamiento o modales a la hora de comer se refiere, hay que ser distinguido y elegante sin hacerlo notar actué lo más natural posible.

1. Comida. Debe comer de forma educada, utilizando de forma correcta los cubiertos y evitar caer en excesos, por muy exquisita que esté.

2. Bebida. Modere su consumo, para evitar caer en un estado de excesivo furor que pueda poner en ridículo a usted o a otras personas que le acompañan.

3. Conversación. Debe procurar entablar conversación, con las personas que le presenten, evitando esos silencios prolongados e incómodos. Proponga algún tema de conversación para salir del paso.

Como invitado podemos citar algunos puntos fundamentales, se debe ser servicial sobre todo, cuando es invitado a una casa, muéstrese dispuesto a colaborar con los anfitriones en cualquier tarea. Retirar una mesa, servir un licor o café, etc.

También se debe ser agradecido, exprese su satisfacción por la velada, felicite a la cocinera por la exquisita comida, pero cuídese de exageraciones y excesos en sus halagos. Serían totalmente contraproducentes.

"Te reciben según te presentas; te despiden según te comportas"

En cualquier momento de la velada, recepción, comida, baile, etc. compórtese de forma educada. Solo la buena educación hace sentirse bien a usted y a las personas que le rodean. Pero cuidado sin exageraciones, no sea el presumido de la velada.

Vestir de forma elegante, es un comienzo correcto, ir vestido como indica la invitación es un signo de respeto hacia la persona que invita y hacia el resto de los invitados.

De nada vale ir muy elegante, llevar un buen regalo, todo eso se ve oscurecido si su comportamiento no es correcto (recordemos que, como dice el refrán, el vestuario no lo es todo: "Aunque la mona se vista de seda, mona se queda").


Como identificar un buen producto

En esta época del año, las compras son más frecuentes que cualquier otro mes del año, ya que salimos a los centros comerciales casi a diario.

Por medio de las compras que realizamos vamos formando nuestro propio estilo personal, debido a que buscamos ropa o accesorios que nos gusten, nos queden bien y conforman una forma de expresarnos y comunicar a través de los que usamos.

Son muchos los factores que influyen en nuestras compras tales como nuestro entorno, las actividades que realizamos e intereses que tenemos. Es por eso que siempre analizamos detalladamente cada vez que vamos adquirir algo.

También, nuestro estado de ánimo a la hora de comprar influye. Muchas veces compramos en días en los que no nos sentimos bien y luego no nos gusta lo que obtuvimos, y caemos en un error, es mejor evitar comprar cuando nos sentimos de esta manera.

A la hora de decidir una compra, cualquiera fuera el producto, planificamos, analizamos, investigamos alternativas, pedimos recomendaciones y comentarios sobre la marca y la calidad del producto, recuerda no todo lo que brilla es oro.

 

 ¿Cómo realizar la compra correcta?

 

Identificamos una necesidad: nos planteamos por qué y para qué queremos determinado producto.

Exploramos: muchas veces no conocemos cierta marca o no nos decidimos que comprar, es por eso que empezamos a preguntar sobre la calidad y a pedir experiencias vividas.

Evaluamos alternativas: tenemos en cuenta cada detalle del producto que nos están ofreciendo, el motivo por el cual lo estamos comprando y el precio.

Decidimos comprar: lo hacemos una vez que recaudamos toda la información de la marca y calidad de los productos.

Recibimos la comprar y realizamos el pago.

Parecen muchos pasos pero este proceso ya lo tenemos tan interiorizado que lo hacemos inconscientemente, lo importante es tener en cuenta la calidad de los productos que estamos por comprar y los beneficios o servicios de pos venta que nos ofrecen, principalmente cuando son objetos grandes.

Cada vez la oferta es mayor y podemos hasta marearnos y no saber que elegir a la hora de comprar, lo importante es que pienses si realmente lo vas a usar y si va con tu estilo personal, es un ejercicio que se va adquiriendo y con el tiempo veras que es muy útil.


Cuidado con los excesos en la fiesta de Navidad de su empresa.

 

Se debe tener mucho en cuenta donde y con quienes vamos a estar en la reunión , y no pasarnos de copas ya que es de muy mal gusto que nuestros compañeros de trabajo que nos ven en todo momento con respeto se lleven un mal concepto de nosotros al vernos con unas copas de más. Por mucha variedad de bebidas que haya no debe mezclar. El alcohol puede empujarle a hacer o decir cosas de las que más tarde se puede arrepentir, sobre todo con las mezclas.

Las bebidas, al igual que la comida, deben tomarse con cierta moderación, y mucho más si solo toma bebidas alcohólicas. Una buena forma de beber de forma moderada es tomar bebidas refrescantes o zumos entre una copa y otra. Otra recomendación es beber después de haber comido algo, no es adecuado beber alcohol con el estómago vacío.

 

Es posible que haya un menú que le encante, que lleve un poco de hambre después de haber estado varias horas sin probar bocado, pero debe demostrar un poco de educación. No se lance a la comida, espere a que todo el mundo comience y sea moderado sirviéndose o tomando los aperitivos.

Si es capaz de darse cuenta cuando está pasando de una cierta "chispa" o alegría a un estado etílico más avanzado, deje de beber. Recuerde que sus compañeros de fiesta son sus compañeros de trabajo. Dar una mala imagen puede repercutir en su vida profesional y personal, en algunos casos-.

 

Si es un almuerzo, aperitivo, cóctel o cualquier otro tipo de reunión en la que va a permanecer de pie, procure llevar siempre en su mano izquierda una servilleta, para limpiarse en caso de mancharse o en el caso de tener que saludar a otra persona. La mano derecha debe quedar libre para tomar los aperitivos, las bebidas, y para poder saludar.

 

Si la fiesta se hace en un local o instalación de la empresa, no se olvide colaborar a la hora de recoger y limpiar, ese mismo día o en días posteriores.

                                                         


¿Cuándo se dan? Excusas y disculpas.

Atender compromisos dentro del ámbito social o bien dentro del ámbito laboral o familiar, es muy importante, pero cuando se tiene dos compromisos o eventos el mismo día y exactamente a la misma hora, no podemos hacer magia para poder estar en los dos lugares al mismo tiempo. En estos casos es correcto disculparse y dar una pequeña excusa que sea creíble para no quedar mal con las personas que le invitan, con sus clientes o proveedores o con algún miembro de su familia. La propia definición de excusa no indica su objetivo: "Motivo o pretexto que se invoca para eludir una obligación o disculpar una omisión".

Lo que simplemente se debe decidir cuál es el acto que le agrada más o que puede ser más importante para usted, por las razones que sean. En este caso debe avisar o contestar, con la mayor rapidez posible, excusando su no asistencia, con alguna frase como: “ tengo un compromiso previo adquirido", "En esa fecha estaré de fuera de la ciudad, o atenderé una conferencia que estaba prevista desde hace mucho tiempo atrás ", etc. Siempre hay que tratar de dar una excusa sencilla y creíble, pero no hay que contar una historia o relatar de forma detallada el porqué no acude. No hay que justificarse, hay que excusarse, nada más. Ningún anfitrión bien educado le pedirá explicaciones. Una excusa debe aceptarse de buen grado, sin tener que cuestionarla en ningún momento. No es correcto hacerlo y dudar de la persona que se excusa. Sus dudas, si las tiene, deben quedar para usted, solamente.

Lo correcto es realizar una llamada para disculpar nuestra ausencia, jamás se debe enviar un mensaje de texto o email, esto no es nada formal o educado, porque cualquier otra persona podría hacerse pasar por usted y hacerlo quedar mal, entonces lo más seguro y correcto es llamar por teléfono, y debe ser breve ya que a la persona que se está confirmando nuestra ausencia seguramente estará muy atareada con su evento.


La etiqueta en la mesa

 

Ya llegan las fiestas de fin de año, para estas fiesta tan especiales de unión con la familia y los amigos, es importante estar preparados con anticipo todo para la cena, es por eso que debemos tomarnos un tiempo para hacer una lista de todo lo que necesitamos comprar y así estar preparados para la ocasión, en estas fechas el acto cotidiano de poner la mesa se convierte en un placer. Elegir el mantel, la vajilla, la cristalería y la cubertería guardados para las ocasiones especiales es parte del encanto de la Navidad. Todo tiene que estar a tono con la celebración. Desde aquí queremos daros algunos apuntes sobre la etiqueta y el protocolo en la mesa que les ayudarán en las celebraciones.

Podemos utilizar manteles con motivos navideños tanto para la mañana como para la noche. Les recomendamos los lisos para las cenas, en tonos marfiles, crudos o blancos de hilo. Las servilletas se colocan sobre el plato o sobre el lado derecho, después del cuchillo y la cuchara. Si tenemos una minuta, menú, lo colocaremos sobre la servilleta.

Las vajillas a tono con el mantel, las de filo dorado son idóneas para esta temporada y también, como en el caso de la mantelería, podemos elegir una vajilla con motivos navideños.

Respecto a las copas existen una gran variedad de piezas pero las básicas serán la copa de vino, la copa de agua y la copa de champagne, colocándolas de izquierda a derecha, se van llenando según se van sirviendo los platos. La copa de agua se llena hasta la mitad al comienzo de la comida.

Las copas están en función de los vinos que vamos a servir.

 

Vinos blancos: con ostras, pescados y frituras.
Vinos de Jerez: con sopas y foie.
Vinos tintos: con carnes y aves, con la caza, con queso.
Champagne y cavas: con postres.
Vinos dulces: con dulces y pastas.

Esta es la colocación de todas las copas de izquierda a derecha.


• Champagne.
• Agua
• Vino tinto
• Vino blanco
• Jerez

Ya tenemos la mesa al completo, mantel, vajilla, cubertería y cristalería pero siempre podemos adornarla con objetos adicionales. Ante todo hay que evitar recargarla. Es importante que los adornos no entorpezcan la visión entre las personas ni dificulten el servicio. Se recomiendan los centros de flores naturales que se pueden combinar con adornos navideños como bolas y velas, se encenderán un poco antes de que comience la comida. Hay que evitar utilizar velas con olores para que no se mezclen con los aromas y sabores de la comida.

Las flores combinarán con el mantel, la vajilla y la cristalería. Tenderemos a utilizar flores redondas, menuditas y variadas. Podemos colocar flores encima del mantel o agua, flores y velas dentro de recipientes o floreros de cristal.

Y sólo nos queda animaros a disfrutar estas Navidades poniendo la mesa y haciendo que estas reuniones con familiares y amigos sean especiales en todos los sentidos.


Como ser un buen anfitrión

Muchas veces cuando vamos a dar una fiesta en nuestra casa, nos concentramos en la comida los detalles de las mesas las vajillas, y olvidamos dejar espacio suficiente para que nuestros invitados circulen con toda libertad hacia esa bonita mesa que decoramos con bocadillos, bebidas etc., ya que no dejamos acceso a la misma, y de esta manera nos.

Lo adecuado es quitar cualquier mueble que no se esté utilizando para ese evento, no te preocupes de que tu casa se vea vacía, esto le dará una vista más agradable a todo lo decorado de tu fiesta, acuérdate (que menos es más).

Debes tratar de hacer una decoración sencilla, uniforme, elegante y con cierta dosis de prudencia. Por ejemplo, las flores, si son todas del mismo estilo o variedad mejor, que un tipo de flores en cada jarrón o centro de flores de la casa.

Debes tener muy encuentra el espacio de la habitación donde darás la fiesta, y de esta manera podrás decidir cuanta gente entrara cómodamente.

Asegúrate de que tu baño este bien limpio y que no falte lo básico pero imprescindible como, el papel higiénico, jabón para las manos etc.  

Es de muy mal gusto que te pongas a limpiar, cuando aún tus invitados no se hayan retirado, es decir jamás te pongas a barrer o trapear, esto podría interpretarse como un despedida y sobre todo es una total falta de respeto de todo punto de vista, esto no quiere decir que dejes todo tirado pero con prudencia levanta las copas etc.

Al igual que a la hora de recibir, los anfitriones deberían ser los encargados de acompañar a los invitados hasta la puerta en el momento de las despedidas.


Algunos puntos que debemos tener en cuenta al realizar una fiesta de Halloween

 

El 31 de octubre se celebra Halloween, víspera de la fiesta de todos los Santos, el primero de noviembre.

Organizar una fiesta de Halloween es algo más que organizar una simple fiesta de disfraces. Si quiere ser fiel a una fiesta tradicional de Halloween deberá respetar algunas tradiciones como: no pueden faltar las calabazas, los dulces para los niños (llaman a las puertas diciendo la famosa frase "trick or treat" - truco o trato -), etc.

Se debe escoger un tema destacado para la decoración, como fantasma, brujas etc. Ya que algunas veces se caemos en el error de sobrecargar de adornos de todo tipo y eso es un gasto inútil, menos en más.

Otro error es poner mucho de lo mismo en un solo lugar esto debe ser distribuido armoniosamente, para que estos sean la atracción de la fiesta.

Si quiere que su fiesta sea un éxito, recuerde en la invitación que todos los asistentes deben ir disfrazados.

Para estas fiestas los bocaditos o pasa bocas son ideales para servir ya que estos no necesitan ser servidos por el anfitrión de la fiesta, cada invitado puede servirse lo que guste.

Recuerde utilizar una luz muy tenue e incluso de color, para darle un ambiente especial a su fiesta.

Entretenimiento y actividades.

Si quiere darle un poco más de alegría a su fiesta, puede organizar pequeños juegos o concursos para animar la velada. Un concurso al mejor disfraz, al más elaborado, al más tétrico, etc. Pequeños juegos descubre quien se oculta detrás de un determinado disfraz, quien hace la mueca más tétrica, etc.


 

TIPOS DE COPAS

 

El motivo principal por el cual cada bebida tiene su respectiva copa, es más que nada, por la percepción del aroma, los colores y el sabor que contiene cada líquido en particular. Un dato curioso: históricamente el acto de brindar fue siempre una cuestión de confianza y muestra de amistad, específicamente en el rito de chocar las copas; este hecho se convertiría en un método de defensa en caso de que alguna copa haya estado envenenada, ya que en el acto de chocar una con otra haría que el veneno salpicara al otro recipiente (es la más famosa de varias versiones) a pesar de esto, la manera más correcta de brindar es no chocar las copas.

5 Copa de Vermut

Se dice que esta bebida perfumada con hierbas aromáticas, famosa por servirse como aperitivo, es descendiente lejana de unos vinos conocidos en la historia por sus propiedades medicinales.

La copa es corta y espaciosa en su boca, contrayéndose a medida que llega al pie. Es indicada para determinados cócteles y para el Vermut. Usualmente se llena hasta 2/3.

6 Copa de Coñac – Brandy

La forma de esta copa y su pie corto están diseñados para que sea tomada con la palma entera y comunicar el calor a la bebida. Debido al tipo de licor no se llena más de 1/3 del volumen. Sólo para aclarar: El brandy es un tipo de bebida, mientras que el coñac es un tipo de brandy procedente de la región con el mismo nombre en Francia. Por esta razón es erróneo decir coñac de Jerez, lo correcto es brandy de Jerez.

7 Copa de licor

Esta copa puede encontrarse en diferentes formas, colores y variadas decoraciones, así como los diversos licores que ésta puede contener; pero lo principal es su propiedad de ser un cáliz pequeño, corto y de poca capacidad. Se puede llenar hasta 4/5 de su capacidad.



TIPOS DE COPAS

 

Es muy importante a la hora de poner la mesa, saber el tipo de copas que acompañaran nuestro evento.

La razón principal por la que cada bebida lleva su respectivo recipiente es, más que nada, por la percepción del aroma, los colores y el sabor que contiene cada líquido en particular. Un dato curioso: históricamente el acto de brindar fue siempre una cuestión de confianza y muestra de amistad, específicamente en el rito de chocar las copas; este hecho se convertiría en un método de defensa en caso de que alguna copa haya estado envenenada, ya que en el acto de chocar una con otra haría que el veneno salpicara al otro recipiente (es la más famosa de varias versiones); a pesar de esto, la manera más correcta de brindar es no chocar las copas.

Nunca es tarde para aprender pequeñas cosas que, si bien se puede decir que te hacen sentir como una marioneta de la sociedad o mil cosas más, son del mejor interés aprenderlas. Por esto, la primera parte de este “tutorial” empieza por algo que nos gusta a la mayoría y que nos enfrentamos con el tema bastante a menudo y en distintas situaciones, que son las bebidas y sus correspondientes recipientes. Aquí aprenderemos durante unas cuantas ediciones más de nuestro semanario, los tipos de copas que hay, y para qué sirven tomen nota y pónganlo en práctica.

Copa de Agua

Levemente abombada, de gran tamaño. Es la primera copa en ser acomodada, en el orden de izquierda a derecha, pudiendo también servirse en ella cualquier tipo de zumos; lo más importante de recordar es que no importando el contenido siempre se llena, como mucho, hasta 4/5 de su capacidad y no más. Anteriormente la copa de agua era la más grande de la mesa, pero las nuevas costumbres han hecho que algunas sean del mismo tamaño que las de vino tinto, dependiendo de qué tipo de vino sea y también del estilo de las copas.


El currículum una herramienta importante

 

El currículum Vitae es lo más importante que debes de tener al solicitar un empleo, este es tu carta de presentación, para ello debes incluir todos tus datos de estudios, datos personales y los trabajos que hayas realizado anteriormente, con esos datos el potencial empleador se formará una idea de tus capacidades y considerará si estás apto para desempeñarte en el trabajo que solicitas.

Datos que tienes que incluir en tu currículum

Nombre y apellido
Fecha y lugar de nacimiento (Día, mes, año y lugar)
Dirección (Número, calle, nombre de ciudad, estado y código postal

Número de teléfono
Número de teléfono móvil
Dirección de correo electrónico

Estudios cursados
Se detallan los cursos o carreras realizadas, el lugar de estudios y los años correspondientes.
Destacar si se tienen estudios informáticos y en qué áreas.
Idiomas

Experiencia laboral
Se comienza nombrando el último trabajo realizado, antes se hacía a la inversa pero se comprobó que es más efectivo de esta forma. Ejemplo:

2011 – 2012 Tareas administrativas en empresa… (Nombre de empresa, dirección y teléfono)
2009 – 2011 Auxiliar contable en…

No caigas en la tentación de inventar trabajos o adjudicarte cargos superiores a los que desempeñaste porque las empresas siempre realizan llamados para confirmar los datos.

Referencias
Las referencias se tratan de personas o empresas que puedan aportar datos sobre tu capacidad laboral, responsabilidad, seriedad y honestidad.
Si no tienes experiencia laboral puedes mencionar a personas reconocidas en la comunidad, profesores, vecinos, etc., pero asegúrate de que realmente te conozcan, recuerda que el empleador los llamará para solicitarles esas referencias y si dicen no conocerte perderás la oportunidad de acceder al empleo.


Buenas maneras en los negocios

Segunda parte

 

"Si se tiene en cuenta que hacer negocios dentro de de tú país no es sencillo, cuánto más hacerlos afuera", estamos en un mundo global en el que el conocimiento general sobre los países y las costumbres forma parte de la etiqueta de negocios mundial".

Pero conviene ir por partes y no descuidar ningún aspecto, en los detalles puede ocultarse el éxito del esfuerzo exportador. En primer lugar, antes de hacer un viaje de negocios, participar de alguna feria internacional o recibir misiones extranjeras, es mejor informarse.

Como en el amor, en los negocios la primera impresión suele ser determinante. Jamás se presente a un empresario japonés por correo electrónico o por teléfono. En el país del sol naciente, las presentaciones son muy importantes y deben hacerse personalmente o, por lo menos, por medio de una embajada, un amigo o un familiar. Es fundamental tener muy presente que las nuevas tecnologías cambiaron mucho las relaciones comerciales pero no abolieron las costumbres.

En Oriente, en general, lo primero es la amistad, el negocio viene recién en segundo lugar. De hecho, los chinos idearon un concepto -guanxi- que refleja esta relación de mutua confianza.

Aunque extendido mundialmente, el apretón de manos no es la única manera de saludarse. En Japón, se preferirá el ojigi, que sirve como saludo y manifestación de profunda gratitud. Pero a no equivocarse, aunque parezca sencillo no lo es. La inclinación, el tiempo y el número de reverencias dependerá de quién se trate. Mientras se habla, se guarda una relativa distancia entre las personas y las miradas a los ojos suelen considerarse de mala educación. En Rusia, será bien visto que -tras el apretón de manos mirando a los ojos- se pregunte por la familia u otras materias personales. Pero, en Portugal, no es conveniente mencionar temas personales al comienzo de la conversación.

El crecimiento del intercambio comercial con China en los últimos meses difundió la ceremonia de intercambio de tarjetas que se realiza en ese país, donde se entregan y reciben con las dos manos. El gesto es tan importante porque lo que se entrega es mucho más que un trozo de papel, es el propio nombre.


Buenas maneras en los negocios.

Primera parte.

Antes de hacer un viaje de negocios, participar de alguna feria internacional o recibir misiones extranjeras, es mejor informarse.

Para sumar mercados, no alcanza con una buena oferta; también hay que saber manejarse con soltura en ámbitos de costumbres muy diversas.

Hacer ruido al tomar la sopa es de mala educación en los países occidentales, pero en algunos lugares de Asia, resulta exactamente lo contrario. En Rusia, saludarse con dos sonoros besos es señal de familiaridad, pero en China el contacto físico debe ser mínimo -jamás se toca la cabeza de otra persona, por ejemplo-. Como es sabido, en Estados Unidos, el tiempo es dinero y todo lo que ayude a cuidarlo será bien visto; en el mundo árabe, contrariamente, se invertirán largas horas de banquetes para agasajar a los huéspedes sin más motivo que conocerlos. Para indicar que está de acuerdo, un indio podría menear la cabeza de un lado a otro, lo que en América latina se comprendería de la manera opuesta.

Estos son sólo algunos ejemplos de lo grande y diverso que sigue siendo el mundo. Incluso hoy, en tiempos de globalización. Por eso, para conquistar mercados no alcanza con tener un buen producto, de gran calidad y a un precio competitivo. Tan importante como eso es conocer las costumbres, creencias e idiosincrasia de las circunstanciales contrapartes. Esa manera de conducirse -la etiqueta del negocio-, es clave para el éxito de las ventas. Más aún en los países con gran reverencia por el protocolo y los rituales, como Japón y China, entre otros.

La concepción del tiempo, el valor de la relación personal, la vestimenta, las distancias personales, las presentaciones y los saludos, el intercambio de tarjetas, las comidas y hasta la forma en la que se toman las decisiones cambian apenas se cruzan las fronteras. Y no hay que irse a los extremos para encontrar las diferencias. En nuestro continente y en Europa ya se perciben. Y si uno piensa llegar más lejos, se acentúan.

No deje de leer la siguiente edición donde continuaremos con más del mismo tema.


 

Como organizar una fiesta en tu propio jardín

 

 

 

 

Primero debes ver si el día que elegiste es el adecuado para pasarla en el jardín, cerciorarte como estará el clima para que no se te presente ningún contra tiempo, luego tienes que tener en cuenta el tamaño de tu jardín para saber cuántos invitados tendrás, y a partir de ahí empezar a coordinar los detalles de las mesas, platos, cubiertos, saladitos, pasa bocas, etc.

Puedes organizar una barbacoa, e incluso una velada a la luz de la luna recuerda debes tener en cuenta a los vecinos, para no armar demasiado "jaleo".

Si no son muchos los invitados, puedes organizar una mesa, con todos los detalles, como si fuera un encuentro en el interior. Si por el contrario es una reunión amplia, puedes optar por colocar unos tableros con caballete, y organizar algo más informal.

"No hay que invitar a más de las personas de las que puedas atender"

En cualquier caso, no debes olvidar contar con bancos o sillas para todos. Debes poner un mantel, aunque sea de papel, aprovecha si tienes algunas flores de tu propio jardín, puedes hacer un pequeño centro de mesa, que dará mucha alegría y elegancia a la mesa. En el exterior, olvídate de las velas el viento las hace muy incómodas.

La mejor opción para este tipo de encuentros, sobre todo si no son de pocos invitados, es un tipo buffet. Todo se encuentra colocado en la mesa, y cada cual se sirve la comida que prefiera y la cantidad que guste.

También se puede azar o brasear algún alimento, para comerlo en ese mismo instante. Pero algo sencillo que te lleve demasiado tiempo, que no haga esperar mucho a los invitados.

Si el encuentro es por la noche, debes procurar colocar suficiente luz para que los invitados se puedan mover con comodidad y ver a los otros invitados que están en el jardín.

Si la cita es durante el día, y es muy soleado, podemos optar por algún tipo de sombrilla o carpa, que nos evite los rayos directos del sol.

De esta manera ofrecerás una fiesta agradable para todos sencilla y con mucho estilo.


Malos gestos-acciones en la mesa. Comportamiento correcto.

 

 

 Que no se debe hacer sentado a la mesa.

 

En la mesa, y también en otros lugares hay que tener mucho cuidado con los gestos y acciones que llevemos a cabo. Vamos a ver algunos de los más comunes y menos correctos.

Bostezar.

Si por cualquier motivo ha dormido mal, está cansado o tiene sueño, y no puede reprimir el bostezar, deberá poner la mano delante, no abrir la boca delante de todos los comensales.

Rascarse.

Es demasiado habitual ver a personas sentadas en la mesa, rascándose los brazos, la cabeza, u otras partes del cuerpo. Es de muy mala educación, aparte de poco higiénico, hacer eso en la mesa. Lo mejor es irse a otra habitación o al baño, donde pueda hacerlo con tranquilidad y absoluta privacidad. Si le vuelven los picores, deberá tratar de hacer lo mismo, evitando rascarse delante de todo el mundo (y si lo hace, hágalo con total discreción de manera que el resto de comensales no se enteren).

"En la mesa y en el juego se conoce al caballero"

Las orejas.

Lo mismo que para la nariz. No es correcto meterse el dedo o cualquier otra cosa en las orejas, rascarse, etc. Si algo le molesta, lo mejor es que se retire a solas para preservar su intimidad y respetar al resto de los comensales.

Descalzarse.

Si lo zapatos le "matan", porque los ha estrenado para esa ocasión, porque ha estado mucho tiempo en pie, etc. bajo ningún concepto se los quite. Aunque no se vea, es de pésima educación. Aparte de que podría llegar a notarse.

Jugar con la comida.

Ni los niños ni los mayores pueden ni deben hacer bolitas con la miga de pan, jugar con los colines del aperitivo, etc. Los alimentos son para comer, no para jugar. Y no debe dar mal ejemplo si hay niños, haciendo figuritas con la miga del pan, o con cualquier otro alimento.

Con los cubiertos, ocurre otro tanto de lo mismo, nada de tocarles, jugar con ellos, limpiarles con la servilleta, etc. Los cubiertos solo se deben utilizar para tomar los alimentos.

Otros comportamientos.

Hay muchos otros comportamientos por ejemplo: cruzar el brazo por delante de otro comensal (muchas veces lo hacemos sin darnos cuenta), hablar de un lado al otro de la mesa, meter nuestros cubiertos en el plato de otro comensal o en una fuente o recipiente común, sorber ruidosamente al beber, soplar un alimento que está caliente, usar las manos para comer alimentos que se deben tomar con los cubiertos, utilizar la servilleta para otros fines distintos de su uso correcto como limpiar un cubierto, secarse el sudor, y otros usos por este estilo, levantarse de la mesa sin terminar de comer, etc.