De deportados a maestros de inglés en México


●   Redacción Imagen Semanal    ●    1 de Junio de 2017

De deportados a maestros de inglés en México

México, - Más de veinte ex migrantes repatriados de Estados Unidos  se preparan para incorporarse oficialmente a la Secretaría de Educación Pública (SEP), una punta de lanza que tiene como objetivo llevar al país a ser totalmente bilingüe en los próximos 20 años, según anunció el pasado 21 de marzo el presidente Enrique Peña Nieto.

 

“Lo primero es que nos reconozcan los conocimientos del idioma: los retornados lo aprendieron desde niños en las escuelas de Estados Unidos, lo hablan, lo escriben y lo quieren enseñar”, afirmó Fátima Valdés, cofundadora de New Comienzos, una organización que apoya a mexicanos deportados a buscar empleo y empezar de cero en su país.

 

Cada mes regresan a México alrededor de 13,000 mexicanos deportados de Estados Unidos que buscan una oportunidad laboral y, en el caso de quienes cuentan con el nivel necesario y la vocación de enseñanza tienen una puerta abierta en la educación pública.

 

El subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara, cree que por ahora hay al menos 860 deportados que podrán ser parte de la base académica de inglés en todo el país y, específicamente en Ciudad de México, donde ya se contemplan al menos 126 plazas.

 

Anteriormente, cuando las autoridades educativas del país no conocían el potencial de los deportados, los requisitos para dar clases de inglés en la SEP eran muy rígidos. Por ejemplo, sólo egresados de escuelas normales y otras públicas y privadas mexicanas con reconocimiento de validez oficial.

 

Sin embargo, al contar con pocos docentes calificados, descubrieron que podían cubrir esa necesidad con el talento de los repatriados, quienes en la mayoría de los casos hablan aprendieron inglés desde pequeños en escuelas de Estados Unidos.

 

“Es muy estimulante para nosotros que nos consideren para abrir las puertas del mundo a los niños mexicanos que se podrán comunicar en el lenguaje universal”, dice Ricardo Varona, de 32 años, a quien deportaron de Tennessee cuando algunos compañeros de trabajado estadounidenses quisieron robarle y el se defendió con técnicas aprendidas en el tiempo que estuvo en el Army.

 

Fuente: La Raza

También te puede interesar ver…

Gobernador Scott y su Gabinete aprueban adquisición de 11,000 acres para conservación de manantiales

Fundación Immokalee recibió

subvención de $4,000 de Dollar General Literacy Foundation 

Ganadores de la noche de apertura VIP de "Espantapajaros en el parque"

Centro de niños Joseph H. Messina ampliará sus servicios de educación infantil para los necesitados

VIDEOS