Estudio asegura que dar licencias de conducir a indocumentados hace más seguras las carreteras


●   Redacción Imagen Semanal    ●    

Estudio asegura que dar licencias de conducir a indocumentados hace más seguras las carreteras - Imagen Semanal

Foto: Pixabay


Cuatro años después de haber sido aprobada una legislación en Connecticut que permite a inmigrantes indocumentados obtener una licencia de manejo, se han registrado bajas en accidentes e infracciones de conductores manejando sin licencia, explica un reporte del Servicio de radiodifusión pública KPBS.

 

El reporte explica que más de 50,000 residentes no autorizados han tomado alguna de las pruebas de manejo que, además de hacer las carreteras del Estado más seguras, han generado ganancias monetarias al gobierno de Connecticut.

 

El reporte también hace énfasis en la caída de fugas por choque (de 15%) en el periodo que se empezaron a otorgar las licencias, y apunta a que los conductores indocumentados se sientes más seguros de manejar al no tener que temer una infracción por no tener licencia.

 

Pero éste no es el primer informe que revela los beneficios de otorgar licencias a conductores indocumentados, un estudio realizado por la facultad de leyes en Roger Williams University en el 2016 explica que al ceder licencias de manejo a inmigrantes no autorizados, las carreteras se vuelven más seguras, debido a que los conductores aprenden las reglas básicas del manual de manejo para pasar las pruebas del estado – y la economía local se mejora – pues los inmigrantes se sienten más confiados a invertir en autos nuevos .

 

El privilegio de recibir  una licencia de manejo sin la necesidad de comprobar la estancia legal en los Estados Unidos fue otorgado por primera vez a inmigrantes sin papeles en 1993, y hoy en día un inmigrante indocumentado puede obtener una licencia de manejo en 12 Estados del país, además del distrito de Columbia.

 

Washington fue el primer Estado en permitir que inmigrantes indocumentados recibieran licencias de manejo, en 1993; seguido por Nuevo México y Utah, en el 2003 y 2005 respectivamente.

 

En el 2013 fue el turno de Illinois. En el 2014, Colorado, Maryland, Nevada, Vermont y el Distrito de Columbia aprobaron iniciativas similares. Finalmente, California, Connecticut, Delaware y Hawaii en los últimos cuatro años.

 

Y es gracias a que estos Estados lograron aprobar legislaciones en favor de las licencias a indocumentados, hoy en día podemos decir que el otorgar una licencia de manejo a un inmigrante sin residencia legal mejora la seguridad en carreteras e impulsa la economía estatal.

 

Fuente: El Diario