Lo bueno y lo malo de los inmigrantes según los estadounidenses


●   Redacción Imagen Semanal    ●    14 de Agosto de 2017

Lo bueno y lo malo de los inmigrantes según los estadounidenses

Recientemente el Pew Research Center presentó un nuevo estudio con el objetivo de conocer la opinión de los estadounidenses sobre los inmigrantes.  

 

Dicho estudio demostró que los estadounidenses tienen puntos de vista complejos sobre los inmigrantes que viven en los Estados Unidos hoy. En general, los adultos estadounidenses son más propensos a decir que los inmigrantes están haciendo que la sociedad estadounidense sea mejor a largo plazo (45%) que decir que están empeorando (37%).

 

Sin embargo, estos puntos de vista varían ampliamente según la educación, la raza y la afiliación partidista.

 

Estos son algunos de los hallazgos de una encuesta bilingüe y nacionalmente representativa de 3.147 adultos del Panel de Tendencias del Centro de Investigación Pew.

 

 

La mayoría de los estadounidenses dicen que los inmigrantes viven en su comunidad

 

Desde la década de 1960, la población inmigrante de la nación ha crecido rápidamente y se ha dispersado por todo el país, ya que las áreas en el sureste de Estados Unidos y el noroeste del Pacífico -que no son puertas migratorias tradicionales- han experimentado un crecimiento significativo en sus poblaciones extranjeras en los últimos años.

 

Como resultado, muchos estadounidenses ahora viven en lugares que tienen comunidades de inmigrantes. Según la nueva encuesta, cerca de tres cuartas partes de los adultos estadounidenses (78%) dicen que hay inmigrantes que viven en su comunidad.

 

Entre todos los estadounidenses, alrededor de un cuarto de los adultos (27%) dicen que hay muchos inmigrantes recientes, en la comunidad donde viven, el 31% dice que hay algunos y el 18% dice que sólo hay unos pocos. Sólo el 2% de los adultos estadounidenses dicen que no hay inmigrantes recientes en su comunidad.

 

Aquellos que viven en áreas urbanas son los más propensos a decir que hay muchos inmigrantes recientes que viven en su comunidad; 34% lo dicen, en comparación con el 17% de los que viven en una zona rural y el 24% de los que viven en los suburbios.

 

En general, alrededor de uno de cada cuatro (24%) estadounidenses dicen que tienen un amigo o pariente que es un inmigrante reciente.

 

Una palabra para describir a los inmigrantes

 

El estudio también indagó sobre cuál es la primera palabra que les viene a los estadounidenses cuando piensan en los inmigrantes. La palabra "ilegal" fue la más mencionada dentro de los encuestados (12%). Otros encuestados mencionaron palabras como "superpoblación" (5%), "legalidad" (4%), "trabajos" (3%), "deportación" (3%) y "ética de trabajo" (3%).

 

Los adultos de EEUU Tienen más opiniones positivas de inmigrantes asiáticos y europeos que otros

Mientras que cuatro de cada diez estadounidenses dicen que el impacto de los inmigrantes de América Latina y Oriente Medio ha sido en su mayoría negativos, sólo el 22% dice esto sobre los inmigrantes africanos; mientras que la mitad dice que no ha tenido un efecto ni positivo ni negativo

Los comentarios más positivos están reservados para los inmigrantes asiáticos y europeos.

 

Según la encuesta, el 47% de los adultos estadounidenses dice que el impacto de los inmigrantes asiáticos en la sociedad estadounidense ha sido en su mayoría positivo, sólo el 11% dice que su impacto ha sido mayormente negativo y 39% dicen que ha sido neutral. Cuando se les pregunta sobre el impacto de los inmigrantes europeos, las opiniones son igualmente positivas. Un 44% de los adultos estadounidenses dice que el impacto de los inmigrantes europeos en la sociedad estadounidense ha sido en su mayoría positivo, el 9% dice que ha sido negativo y el 45% dice que no ha sido ninguno.

 

Mientras tanto, es más probable que los estadounidenses digan que el impacto de los inmigrantes latinoamericanos en la sociedad estadounidense es mayormente negativo (37%) que decir que es en su mayoría positivo (26%). Otro 35% dice que el impacto de los inmigrantes latinoamericanos sobre la sociedad de los Estados Unidos no es ni positivo ni negativo.

 

Cuando se trata de inmigrantes de Oriente Medio, las opiniones de los norteamericanos son tan negativas como las de los inmigrantes latinoamericanos. Un 39% de los adultos estadounidenses dicen que los inmigrantes de Oriente Medio han tenido un impacto principalmente negativo en la sociedad estadounidense, mientras que el 20% dice que el impacto ha sido mayormente positivo y el 39% dice que el impacto del grupo no ha sido ninguno.

 

 

 

Impacto de los inmigrantes vistos como negativos en la delincuencia, la economía pero positivos en la comida, la música y las artes

 

Cuando a los encuestados se les preguntó si los inmigrantes están haciendo algunas áreas de la vida de los EE.UU. mejor o peor, el público estadounidense se expresó con puntos de vista mixtos.

Por un lado, los estadounidenses consideran que los inmigrantes mejoran las cosas; por ejemplo, el 49% dice que los inmigrantes en los Estados Unidos están mejorando la comida, la música y las artes, mientras que pocos los ven perjudicando estas áreas de la vida y el 37% dicen que no están impactando estas áreas de cualquier manera.

 

Por otro lado, casi la mitad de los adultos estadounidenses afirman que los inmigrantes empeoran la sociedad estadounidense en lo que se refiere a la delincuencia, mientras que sólo el 7% dice que está mejorando y el 41% dice que no está teniendo mucho efecto.

 

Los inmigrantes están perjudicando a la economía estadounidense, mucho más que decir que la hacen mejor (28%) o no tienen mucho efecto (20%). En otras áreas, la mayor parte de los estadounidenses expresa opiniones neutrales. Cuando se trata de valores sociales/  morales y de ciencia/tecnología, cerca de la mitad de los adultos piensa que los inmigrantes no tienen mucho efecto (45% y 56%, respectivamente). Sin embargo, más estadounidenses dicen que los inmigrantes están empeorando los valores sociales y morales que decir que los están mejorando (34% versus 18%, respectivamente), mientras que lo contrario es cierto en lo que respecta a ciencia y tecnología (12% versus 29% respectivamente) .