Nueva regla facilitará la deportación de inmigrantes


●   Redacción Imagen Semanal    ●    

Nueva regla facilitará la deportación de inmigrantes - Imagen Semanal

Foto: ICE.gov


La Administración del presidente Donald Trump amplió a partir de este martes el poder del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para acelerar la deportación de inmigrantes indocumentados, a fin de concretar el proceso sin necesidad de jueces de inmigración.

 

Los funcionarios consideran la nueva estrategia, que entró en vigencia de inmediato, como una “respuesta necesaria” a la afluencia de centroamericanos y otros en la frontera sur, reportó The Washington Post.

 

El cambio incluye a un grupo más amplio de inmigrantes indocumentados sujetos al procedimiento de deportación acelerada conocido como “remoción expedita”, que permite a las autoridades de inmigración expulsar a una persona sin una audiencia ante un juez de inmigración.

 

“La implementación de medidas adicionales es una respuesta necesaria para la crisis migratoria en curso”, dijo el secretario interino del DHS, Kevin McAleenan, además de confirmar que la nueva regla entraría en vigencia inmediatamente después de su publicación en el Registro Federal, el martes.

 

Anteriormente, los inmigrantes indocumentados capturados dentro de 160 kms de una frontera terrestre y dentro de los 14 días de su llegada estaban sujetos al procedimiento.

 

La nueva regla se aplicaría a los inmigrantes en cualquier lugar de los Estados Unidos que hayan estado en el país por menos de dos años, respetando un límite de tiempo incluido en la ley federal de 1996 que autorizó el proceso acelerado.

 

Este proceso que podría afectar a unos 300,000 indocumentados que viven en los Estados Unidos, según Think Progress.

 

A partir de junio, la Patrulla Fronteriza ha arrestado a casi 700.000 migrantes que cruzaron ilegalmente la frontera este año fiscal, según datos de Aduanas y Protección Fronteriza.

 

La última acción de la administración para acabar con la inmigración ilegal se deriva de un informe del Departamento de Seguridad Nacional de 2017 del entonces secretario John Kelly que incluyó la expansión de la remoción expedita como parte de las “Políticas de Mejoras en la Seguridad Fronteriza y de Inmigración del presidente”.

 

La Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) dijo el lunes que impugnaría el plan en la corte.

 

“Bajo este plan ilegal, los inmigrantes que han vivido aquí durante años serían deportados con un proceso legal menor que el de las personas en el tribunal de tránsito. Demandaremos para terminar esta política rápidamente”, dijo Omar Jadwat, director del Proyecto de Derechos de los Inmigrantes de la ACLU, en una declaración.

 

Fuente: CNN / La Opinión