Arrestan a joven del Condado de Lee por engañar a la policía con un falso robo


●   Redacción Imagen Semanal   ●  5 de mayo de 2020

Arrestan a joven del Condado de Lee por engañar a la policía con un falso robo - Imagen Semanal

Foto: LCSO


En medio de una pandemia, ¿qué puedes hacer para empeorar la situación de las autoridades?

 

Pues un joven de 19 años, llamado Bryce Santarelli encontró una manera ingeniosa de desperdiciar recursos, poner en riesgo a la comunidad y terminar dentro de una celda en la cárcel del Condado de Lee.

 

El sábado 2 de mayo de 2020, la Oficina del Sheriff del Condado de Lee recibió una llamada por un supuesto robo que acaba de ocurrir. La "víctima", Bryce Santarelli, afirmó haber sido golpeado con un ladrillo durante el robo.

 

Los agentes se apresuraron rápidamente al área con la esperanza de establecer un perímetro y contener a los sospechosos. Hasta una unidad K9 de la Oficina del Sheriff del Condado de Lee llegó a la escena con la esperanza de establecer una pista y localizar a los perpetradores.

 

Los detectives se reunieron con Santarelli, quien completó una declaración jurada firmada sobre el incidente. Santarelli deseaba presentar cargos penales contra los responsables del robo.

 

Tras el trabajo de investigación de los detectives de LCSO, quedó claro que Santarelli inventó toda la historia. Según las autoridades, el joven se encontraba en el área realizando ventas de marihuana y, cuando fue cuestionado por los detectives, decidió que ya no necesitaba asistencia policial y firmó un formulario de exención de procesamiento.

 

Posteriormente, Bryce Santarelli fue arrestado y acusado de perjurio (hacer declaraciones falsas bajo juramento a las fuerzas del orden público), posesión de sustancias controladas sin receta, distribución de marihuana a menos de 1000 pies de una escuela y posesión de equipo para drogas.

 

Hacer una declaración falsa, bajo juramento, a las fuerzas del orden público es un delito grave de tercer grado castigado con hasta cinco años de prisión y una multa de hasta $5,000.