Autoridades han quitado sus armas a más de 2,000 personas en Florida


●   Redacción Imagen Semanal   ●  7 de noviembre de 2019

Autoridades han quitado sus armas a más de 2,000 personas en Florida – Imagen Semanal

Foto: Pixabay


 

A más de 2,000 personas en Florida les han quitado sus armas debido a la ley de bandera roja del Estado.

 

La ley fue aprobada después del tiroteo que terminó con la vida de 17 personas en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas.

 

Además de Florida, otros cuatro estados (Delaware, Maryland, Rhode Island y Vermont) aprobaron leyes que permiten a las autoridades retirar temporalmente armas de una persona que ha mostrado un patrón de violencia.

 

Hasta finales del pasado mes de septiembre, a 46 residentes del Suroeste de  Florida se les habían retirado sus armas.

 

Algunos propietarios de armas creen que esto es una prueba de que la ley está funcionando, mientras que otros argumentan que no es consistente ya que algunos condados no hicieron arrestos.

 

Bajo esta ley, un juez debe ver pruebas de que alguien representa un riesgo antes de tomar sus armas.

 

Hasta finales de septiembre, El Condado de Charlotte había retirado las armas de 16 personas, seguido por el Condado de Lee, que tomó armas pertenecientes a 15 personas. Por su parte, el Condado de Collier retiró las armas de 13 personas.

 

El Condado de Polk, había quitado armas a 365 personas. Pero hay algunos condados como el Condado de Glades que no se había retirado ningún arma.

 

Bajo las leyes de bandera roja, las armas se retiran de una persona temporalmente. El tiempo que se retienen las armas varía de estado a estado. En California y Florida, por ejemplo, estas leyes permiten que las armas de fuego sean removidas por hasta un año.

 

Un estudio nacional realizado por Everytown for Gun Safety mostró que el 42% de las veces el sospechoso de disparos en masa mostró señales de advertencia antes del incidente.

 

Una persona que llamó de forma anónima le contó al FBI sobre los inquietantes patrones de comportamiento de Nikolas Cruz un mes antes del tiroteo en Stoneman Douglas High School. En un comunicado, el FBI dijo que la persona que llamó le dijo a las autoridades sobre “la cantidad de armas de Cruz, el deseo de matar personas, el comportamiento errático y las publicaciones inquietantes en las redes sociales”. El FBI había admitido que los protocolos adecuados no se tomaron a pesar de las preocupaciones de la persona en torno a Cruz.

 

Los defensores de las leyes de la bandera roja señalan que antes de que se pueda ejecutar una orden judicial, debe haber evidencia de un historial de violencia o amenazas documentadas de cometer daños a sí mismos o a otros.

 

Los profesionales de la salud mental creen que las leyes de la bandera roja equilibran la seguridad pública con los derechos personales al enfocarse en el comportamiento, no en el diagnóstico de salud mental.