Ejecutan a hispano acusado de asesinar a dos mujeres en Florida


●   Redacción Imagen Semanal  ●  17 de diciembre de 2018  

Ejecutan a hispano acusado de asesinar a dos mujeres en Florida

Un hombre declarado culpable de golpear y apuñalar fatalmente a una mujer del sur de Florida hace 26 años durante un robo ha sido ejecutado.

 

Las autoridades informaron que José Antonio Jiménez, de 55 años, fue declarado muerto a las 9:48 p.m. del pasado jueves después de una inyección letal en la prisión estatal de Florida en el Condado de Bradford, luego de permanecer por 24 años en el pabellón de la muerte.

 

Jiménez fue hallado culpable del asesinato de Phyllis Minas en 1992 en North Miami. Dos años después, estando ya en prisión, fue sentenciado por el homicidio y robo de otra mujer ocurrido en 1990 en Miami Beach.

 

Las autoridades informaron que horas antes de su ejecución, el hispano se hallaba “calmado” y de “buen ánimo”, según portavoces de la prisión, y recibió la visita de un consejero espiritual católico. 

 

Según los medios locales, su última comida consistió en un sandwich cubano, huevos, papas fritas y helado de vainilla con chocolate.

 

La ejecución de Jiménez es la número 1,490 desde 1976 cuando se restituyó este castigo en el país, y la 97 en el Estado de Florida.

 

El gobernador republicano Rick Scott reprogramó en noviembre pasado la ejecución de Jiménez, que estaba prevista para el 14 de agosto, pero fue suspendida temporalmente debido un último recurso legal que luego fue negado por el Tribunal Supremo de Florida.

 

La defensa de Jiménez buscó detener de nuevo la ejecución mediante una apelación ante el Supremo de EEUU argumentando que los detectives a cargo de la investigación rindieron falsos testimonios y perdieron reportes.

 

Por su parte, la Conferencia de Obispos Católicos de Florida también había solicitado al gobernador Scott “conmutar” a cadena perpetua la sentencia capital de Jiménez y los demás reos en el pabellón de la muerte.

 

Pero según los reportes oficiales, Rick Scott pasará a la historia como el gobernador con el mayor número de ejecuciones bajo su mandato desde que se restableció la pena de muerte en 1976. Luego de la ejecución de Jiménez totalizan 28 en el estado entre 2011 y 2018.

 

Las legislaciones de 30 estados en el país aún permiten las ejecuciones. Apenas este año, 25 reos fueron sometidos a la pena capital en EEUU.

 

Hasta abril pasado había 2,738 prisioneros condenados a muerte en el país, 13% de ellos hispanos, según el Centro de Información sobre la Pena de Muerte. La mayoría están sentenciados en California (740), seguida de Florida (353), Texas (232) y Alabama (185).

 

Fuente: La Prensa / NBC2