Gobernador DeSantis promete que Florida no será un Estado santuario


●   Redacción Imagen Semanal      ●   7 de marzo de 2018

Gobernador DeSantis promete que Florida no será un Estado santuario

Foto: Governor DeSantis Press Office


 

Durante su primer discurso sobre el Estado del Estado frente al Legislativo regional, el gobernador de Florida, Ron DeSantis, aseguró que no tolerará las jurisdicciones que protegen a los indocumentados.

 

“Florida no será un estado ‘santuario‘, no permitiremos que alguien que está aquí ilegalmente cometa una conducta delictiva criminal y simplemente sea devuelto a nuestras comunidades”, manifestó DeSantis en el discurso que da apertura oficial a los dos meses de sesiones legislativas estatales.

 

El republicano, quien es aliado de Donald Trump, siguió el ejemplo del presidente en su reciente discurso del Estado de la Unión e invitó a familiares de víctimas mortales de inmigrantes indocumentados.

 

“Aquí con nosotros  hay dos padres de un ángel, Bobby y Kiyan Michael, de Jacksonville. Su hijo Brandon fue asesinado por un extranjero que estaba ilegalmente en nuestro país y que fue deportado en dos ocasiones anteriores”, dijo el gobernador.

 

DeSantis aseguró que no permitirá que las jurisdicciones frustren “activamente la aplicación de la ley al proteger a los delincuentes a expensas de la seguridad pública” haciendo referencia a las ciudades y condados que han decidido no participar del programa 287(g). El cual permite a las agencias locales colaborar activamente con las autoridades federales en temas migratorios.

 

 

Venezuela

 

Durante su discurso, DeSantis abordó además la “tragedia” de Venezuela y reiteró su apoyo a Juan Guaidó como presidente interino del país, quien ha sido reconocido por al menos 50  gobiernos, incluyendo a Estados Unidos.

 

“A la comunidad de exiliados venezolanos aquí en Florida; Estamos con ustedes y con la gente de Venezuela que busca la libertad y un futuro mejor para Venezuela", afirmó.

 

“Es imperativo que la libertad prevalezca”, agregó el gobernador, quien lamentó que la crisis en Venezuela obedece a la “nefasta influencia del gobierno cubano”.

 

También tachó de "nefasta" la influencia del gobierno cubano en esta crisis y aplaudió que el Gobierno de Estados Unidos abriera, este lunes, la puerta para que los cubano-americanos demanden a más de 200 entidades de Cuba por supuestamente beneficiarse de propiedades que fueron expropiadas tras la Revolución cubana.

 

Por último, el gobernador DeSantis tocó distintos temas durante su discurso, entre ellos la contaminación a causa del alga azul-verdosa y la seguridad escolar. Dos temas que afectan directamente al Suroeste de la Florida.