Guía para la cena de Acción de Gracias


●   Redacción Imagen Semanal   ●  27 de noviembre de 2019

Guía para la cena de Acción de Gracias – Imagen Semanal

Foto: Pixabay


Las familias de hoy viven ocupadas, en especial durante las fiestas de fin de año. USAGov le entrega consejos del Departamento de Agricultura (USDA, sigla en inglés) que lo ayudarán a organizarse para ahorrar tiempo y dinero:

 

  • Prepare su lista de compras. Algunos alimentos se pueden comprar por adelantado como los productos enlatados, mezclas y las papas, zanahorias, calabazas y cebollas.

 

  • Limpie y organice su refrigerador para tener suficiente espacio.  Luego coloque la comida y asegúrese de ponerlo a la temperatura adecuada.

 

  • Calcule el tiempo para descongelar el pavo. Revise la etiqueta del fabricante para asegurarse de que el pavo seguirá siendo bueno para cuando sea el Día de Acción de Gracias. Si el pavo no tiene fecha de vencimiento, espere hasta uno o dos días antes de la cena para comprarlo.

Puede descongelar el pavo en un refrigerador con una temperatura de 40 °F o menos durante aproximadamente 24 horas por cada 4 a 5 libras.

 

Espere aproximadamente 30 minutos por libra para descongelar en agua fría, cambiando el agua cada 30 minutos hasta que el pavo se haya descongelado. Un pavo descongelado en agua fría debe cocinarse inmediatamente.

 

 

  • Ahorre tiempo en la preparación de las verduras. Compre en la sección de los productos ya lavados y cortados, en la sección de congelados o en la barra de ensaladas de su supermercado local. Los postres también se pueden comprar hasta cuatro días antes de la cena y son seguros si los guarda en el refrigerador.
  • Coordine con sus invitados los platos que van a preparar. Saber con tiempo si la comida de los invitados se tiene que conservar en su refrigerador o en una bandeja caliente para cocinar en el horno de su casa, le ayudará a organizarse. Siga esta guía para saber cuánto tiempo le tomará cocinar su pavo.

 

Los siguientes tiempos se basan en una temperatura de horno de 325 °F. Debe usarse un termómetro para alimentos a fin de garantizar que se haya alcanzado una temperatura interior mínima segura de 165 °F para destruir las bacterias y prevenir enfermedades transmitidas por los alimentos.

 

 

En este link encontrará los tiempos de cocción para el cerdo y el jamón. 

  • Aproveche las sobras de la cena. No olvide refrigerar los alimentos sobrantes. No es saludable mantener los alimentos a temperatura ambiente, ya que las bacterias crecen con más facilidad. Las sobras se enfrían más rápido en el refrigerador cuando se separan en pequeñas porciones. Las sobras en buen estado pueden servir para las futuras comidas familiares.

 

Si tiene preguntas sobre la seguridad de las carnes y aves, llame a la línea directa de USDA al 1-888-MPHotline (1-888-674-6854) para hablar con un experto en seguridad alimentaria en inglés y español.

 

Esta línea está disponible de 8 AM a 2 PM (hora del Este) el Día de Acción de Gracias. También puede hacerle preguntas a Karen, la asistente virtual de USDA.