Iglesia católica de SWFL se pronuncia ante la investigación estatal con respecto al abuso de menores


●   Redacción Imagen Semanal  ●  9 de octubre de 2018  

Iglesia católica de SWFL se pronuncia ante la investigación estatal con respecto al abuso de menores

La procuradora general, Pam Bondi realizó una conferencia de prensa para anunciar una investigación a nivel estatal sobre las siete diócesis católicas en Florida con respecto a los casos de abuso sexual infantil en el pasado.

 

A través de página de Facebook, la Diócesis de Venice en Florida informó que se reunió con el fiscal estatal, Nick Cox, y agradeció la oportunidad de cooperar con su investigación relacionada con la protección de los jóvenes.

 

Muchas de estas consultas se están realizando en otros estados debido a la publicación del Informe del Gran Jurado de Pensilvania. Los procesos, procedimientos y archivos individuales relacionados con cualquier denuncia de abuso sexual con un menor por parte de alguien que sirve en el ministerio forman parte de esta revisión, al igual que las otras seis diócesis en Florida.

 

Según las autoridades religiosas, la Diócesis ya ha tomado medidas para ser proactivos en la protección de los niños. “Desde 1995, la Diócesis de Venecia implementó una política formal sobre la protección de los niños en todas las áreas del ministerio”, dice el comunicado.

 

El Programa Diocesano de Ambiente Seguro ofrece educación y capacitación a todos los empleados (sacerdotes, religiosos, diáconos, laicos) y voluntarios que trabajan con menores y adultos vulnerables. Dos componentes principales del programa son las evaluaciones de antecedentes y la capacitación en un entorno seguro. La Diócesis ha contratado a una compañía profesional para realizar las evaluaciones de antecedentes del Nivel 2 a través del Departamento de Cumplimiento de la Ley de la Florida (FDLE) y la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

 

Según ellos, todos los empleados y las personas que prestan servicio en el ministerio que tienen contacto con menores de edad, deben ser reevaluados cada 5 años.

 

Las políticas para la protección de niños y adultos vulnerables y el Código de conducta pastoral se publican en el sitio web diocesano. Los requisitos para la protección de todos los menores y adultos vulnerables también se publican en todas las parroquias, escuelas y entidades diocesanas. Cómo parte de este código, los clérigos que hayan sido acusados creíblemente de conducta sexual inapropiada con un menor deben ser retirados inmediatamente del ministerio.

 

La Diócesis también informó que no prevé realizar ninguna otra declaración relacionada con la investigación.

 

Si bien esta investigación a nivel estatal no se basa en ninguna nueva denuncia, tras la conclusión de esta revisión, se espera que todas las instituciones (escuelas públicas, residencias de ancianos, universidades, etc.) que tengan acceso directa o indirectamente con niños y adultos vulnerables, revise y evalúe las políticas y procedimientos de ambiente seguro para garantizar la seguridad de todos.

 

 

El obispo de la Diócesis de Venice, Frank J. Dewane también envió una carta a todas las iglesias de la región. En dicha carta el obispo pidió perdón a todas aquellas víctimas.

 

“Ninguno de nosotros puede cambiar el pasado, pero podemos hacer la diferencia en el futuro. Prometo acciones continuas para proteger a los menores encomendados al cuidado pastoral de la Diócesis de Venecia y para brindar sanidad a las víctimas de abuso mientras se trabaja para fortalecer la confianza de los fieles católicos”, se lee en la carta del obispo.

 

Una denuncia de abuso sexual de un menor por parte de cualquier persona debe ser reportada inmediatamente a la línea directa de abuso de menores del Departamento de Niños y Familias de Florida (800-96Abuse) y / o cualquier agencia de cumplimiento de la ley.

 

Si el presunto abusador es un empleado diocesano o voluntario, también notifique al Coordinador de Asistencia a las Víctimas al 941-416-6114.