Inicia fuerte operación policial a través de Florida y otros 4 Estados


●   Redacción Imagen Semanal  ●   18 de Julio de 2017

Inicia fuerte operación policial a través de Florida y otros 4 Estados

Naples, FL.- Las autoridades de cinco Estados en el sureste del país llevarán a cabo esta semana un operativo policial con el objetivo de disminuir la cantidad de muertes en las calles y carreteras.

 

La Patrulla de Carreteras de la Florida (FHP por sus siglas en inglés) se ha unido a la iniciativa llamada “Operation Southern Shield” junto a Georgia, South Carolina, Alabama y Tennessee. La operación dio inicio el lunes 17 de julio y culminará el próximo domingo 23.

 

Los conductores podrán ver un aumento en los patrullajes y controles de velocidad y no solo en el área metropolitana de esos Estados, sino también en las zonas rurales.

 

Las autoridades viales pondrán especial atención en los vehículos que viajen a exceso de velocidad, la aplicación d los cinturones de seguridad y la conducción distraída.

 

"Los patrulleros tomarán las medidas de aplicación apropiadas en aquellos conductores que se ponen a sí mismos y a otros en peligro.Queremos que todos tengan una experiencia de viaje seguro, animando a los automovilistas a hacer su parte cumpliendo con todas las leyes de tránsito, incluyendo que todos dentro del automóvil lleven su cinturón de seguridad y los conductores no manejen distraídos o impedidos ", afirmó el coronel Gene Spaulding, Director de la Patrulla de Carreteras de la Florida.

 

La Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico de Carreteras otorgó un presupuesto adicional a la FHP para aumentar su presencia.

 

Y es que de acuerdo con el Instituto de Seguridad en las Autopistas, el exceso de velocidad es la causa del más de 30 por ciento de accidentes y muertes en la vía que ocurren anualmente.

 

Según las autoridades, la operación se está realizado en este momento ya que el verano es la época más ocupado en las carreteras. También vale la pena recordar que si es detenido y no cuenta con una licencia de conducir, como en el caso de miles de hispanos en Estados como Florida y Georgia, podría ser arrestado y enfrentar problemas con inmigración.