Nuevo proyecto de ley propone prohibir que empresas contraten inmigrantes indocumentados en Florida


●   Redacción Imagen Semanal  ●  16 de diciembre de 2018  

Florida ofrece medicamentos gratuitos para la prevención del VIH

Meses antes del inicio de la nueva sesión legislativa estatal, el Representante republicano, Thad Altman presentó un proyecto de ley el pasado martes que evitaría que las empresas contraten a inmigrantes indocumentados en el Estado de Florida.

 

Según la nueva propuesta, los empleadores tendrían que contratar a nuevos empleados a través de la base de datos gubernamental gratuita e-Verify.

 

E-Verify es una base de datos federal electrónica que permite a los empleadores inscritos verificar la elegibilidad laboral de las nuevas contrataciones mediante registros de referencias cruzadas dentro de la Administración del Seguro Social y el Departamento de Seguridad Nacional.

 

Así quien contrata deberá ingresar la información de la persona que solicita un trabajo y el sitio le informa si son legales o no.

 

De ser aprobada, esta ley detendría a cualquier inmigrante que esté tratando de obtener un empleo sin ser ciudadano de los Estados Unidos.

 

Bajo la ley federal, generalmente es ilegal contratar a una persona que ingresó ilegalmente al país, sin embargo, la inscripción y el uso de E-Verify no son requeridas para todas las empresas.

 

En Florida, una orden ejecutiva firmada por el gobernador Rick Scott requiere que los contratistas y agencias estatales si utilicen el E-Verify.

 

El proyecto de ley de Altman lo ampliaría para incluir empresas privadas y convertirlo en un estatuto.

 

Altman enfatizó que su medida está dirigida a aquellos que ingresaron ilegalmente al país, no a aquellos que siguen los procedimientos adecuados para trabajar y vivir en los Estados Unidos. Más bien, se enfoca en perseguir a las empresas que intentan obtener una ventaja utilizando mano de obra barata.

 

"Creo que es justo y no oneroso para las empresas que quieren cumplir con la ley", le dijo Altman durante una entrevista para los medios locales.

 

 

 


Otras disposiciones en el proyecto de ley de Altman incluyen:

 

  • Creación de un proceso de quejas supervisado por el Departamento de Oportunidades Económicas para cualquier empleador sospechoso de contratar a un inmigrante ilegal.
  • Sanciones por la contratación de un inmigrante ilegal.
  • Requerir la notificación de la Agencia de Inmigración y Control de Aduanas de los EE. UU. Y la policía local, y proporcionar parámetros de responsabilidad civil e inmunidad para los empleadores que cumplan con la ley.

 

Por su lado, el Instituto Cato descubrió que E-Verify ni siquiera funciona cuando se usa correctamente. Según un estudio del instituto, el 54 por ciento de los trabajadores indocumentados fueron aprobados accidentalmente para trabajar y pasaron por el sistema.

 

Además, Alabama, Arizona, Mississippi y Carolina del Sur han promulgado sistemas E-Verify obligatorios y, a partir de 2013, aproximadamente la mitad de los empleadores dirigían solicitudes de empleo a través de los programas. E-Verify hizo casi nada para frenar la inmigración indocumentada en esos estados.

 

La American Civil Liberties Union también tiene preocupaciones importantes sobre los problemas de privacidad que plantean los programas E-Verify. ACLU se preocupa por los falsos positivos y dice que es probable que a miles de trabajadores válidos se les niegue el acceso simplemente por accidente si E-Verify se promulga en más estados.

 

Según los experto en inmigración, los inmigrantes no dañan la tasa de empleo de los ciudadanos estadounidenses nacidos de forma natural y en la mayoría de los casos mejoran la economía.

 

La sesión legislativa de 60 días de la Florida no comienza hasta marzo; pero es probable que este tema esté a la orden del día durante el inicio del nuevo año.

 

Fuente: NBC2 / Kato