Nuevos iPhone facilitarán el trabajo de las autoridades del Condado de Collier


●   Redacción Imagen Semanal  ●  25 de septiembre de 2018  

Nuevos iPhone facilitarán el trabajo de las autoridades del Condado de Collier

La próxima vez que marque 911 desde un iPhone, los despachadores podrán identificar mejor su ubicación y enviar ayuda antes.

 

Los proveedores de servicios y dispositivos celulares nacionales se han asociado con centros de llamadas 911 en todo el país, incluida la Oficina del Sheriff del Condado de Collier, para ofrecer servicios de ubicación mejorados basados en dispositivos para todos los que llamen al 911 en caso de emergencia.

 

Ahora, cualquier persona que llame desde un teléfono Apple en el Condado de Collier puede hacer que su ubicación actual sea transmitida automáticamente a los despachadores, quienes podrán dirigir mejor al personal de primera respuesta.

 

Los usuarios de Apple primero deben descargar la última actualización de iOS (iOS 12) para que el servicio surta efecto. Si bien Google aún no ha habilitado el servicio, una vez que está habilitado, el software en el teléfono tendrá la capacidad de enviar ubicaciones automáticamente.

 

"Si un visitante no sabe dónde está después de un accidente o una llamada de emergencia requiere el uso de un servicio de traducción de idiomas, al menos podemos obtener ayuda para ir a un lugar", dijo el Director de Comunicaciones de CCSO, Bob Finney. "Tu teléfono sabe dónde estás".

 

La información de ubicación puede desactivarse por cuestiones de privacidad en la configuración del teléfono, pero la nueva tecnología activa la información de ubicación durante una llamada al 911. El teléfono luego transmite la información a una compañía de software de terceros llamada RapidSOS, que integra la información con la tecnología de CCSO llamada Motorola VESTA. Los despachadores pueden ver la ubicación de la persona que llama automáticamente. Los servicios de ubicación volverían a estar deshabilitados al finalizar una llamada al 911.

 

El Centro de Comunicaciones de CCSO realizó una prueba de funcionamiento de la tecnología en enero, la única agencia en Florida que lo hizo. Google publicó los resultados positivos de la prueba el mes siguiente, mostrando que los despachadores podían determinar mejor la ubicación de la persona que llamaba a menos de 150 pies, frente a los más de 500 pies de las tecnologías anteriores.

 

"Eso salió de nuestras pruebas: los datos muestran un radio de ubicación más ajustado", dijo el Director Finney.

 

Es importante tener en cuenta que un despachador aún le preguntará su ubicación durante una llamada al 911 para garantizar la precisión.

 

"Siempre preguntaremos eso", dijo el Director Finney.

 

La cooperación de una persona que llama es especialmente importante cuando se realiza una llamada al 911 desde un edificio donde la tecnología de GPS a veces puede fallar. Las personas que llaman deben decirle a los despachadores en qué lugar del edificio se encuentran, incluido el piso y la habitación. Proporcionar una descripción de su ubicación ayudará a los despachadores a hacer una referencia cruzada de esa información con la ubicación proporcionada por el teléfono celular.

 

La tecnología será especialmente útil si la persona que llama no puede determinar su ubicación o proporciona información incorrecta a un despachador.