Operación realizada en el Condado de Lee concluye con la detención de dos clonadores de tarjetas


●   Redacción Imagen Semanal  ●   29 de Agosto de 2017

Operación realizada en el Condado de Lee concluye con la detención de dos clonadores de tarjetas

El pasado 25 de agosto, la Unidad de Delitos Económicos de la Oficina del Sheriff del Condado de Lee concluyó una investigación de un mes de duración sobre una organización local que se encontraba fabricando e instalando dispositivos para robar la información de tarjetas de crédito en múltiples bombas de gasolinera.

 

Estos sujetos utilizaban la información personal captada por estos dispositivos para hacer tarjetas de crédito clonadas. Así mismo utilizaban las tarjetas clonadas para comprar grandes cantidades de combustible, tarjetas de regalo y otras mercancías para la reventa.

 

En dos de las residencias de uno de los sospechosos se confirmó que estas personas estaban fabricando activamente dispositivos de descifrar tarjetas de crédito y crear tarjetas de crédito clonadas.

 

Las búsquedas revelaron las intrincadas estaciones de trabajo utilizadas para fabricar los dispositivos, que incluían todas las piezas y herramientas necesarias para crear los dispositivos, varios dispositivos de skimmer a medio camino y cuatro dispositivos de skimmer completamente terminados que estaban listos para su uso.

 

Esta investigación resultó en las incautaciones de una camioneta Nissan Titan de 2005, una camioneta Ford F150 de 2004, $7,860 en efectivo, 33 tarjetas de crédito clonadas, tarjetas de crédito en blanco, llaves de bloqueo de la bomba de gasolina, lectores de tarjetas de crédito, las herramientas usadas para fabricar las tarjetas clonadas y la mercancía comprada con las tarjetas de crédito clonadas.

 

Este es el último desarrollo en la batalla de la Unidad de Delitos Económicos de la Oficina del Sheriff del Condado de Lee contra estas organizaciones criminales, que han denominado Operación “Clone Wars".

 

Los dos sospechosos detenidos fueron identificados como:

 

Marcos Antonio Gómez Cárdenas de 27 años y Idelberto Hechavarria Lavign de 30 años, ambos de Fort Myers.

 

Los clonadores han sido acusados de múltiples cargos que incluyen el fraude con tarjetas de crédito, robo, uso de tarjetas de crédito forjadas y delitos relacionados con el robo de identidad. Se espera que los sospechosos reciban más cargos luego de que se realice una revisión detallada de la evidencia.