Según estudio el agua potable de la Florida se ubica entre las peores de la nación


●   Redacción Imagen Semanal  ●   19 de Mayo de 2017

Según estudio el agua potable de la Florida se ubica entre las peores de la nación

77 millones de personas, aproximadamente una cuarta parte de la población de Estados Unidos, repartidas entre los 50 estados, fueron atendidas por sistemas de agua que reportan violaciones a la Ley de Agua Potable Segura en el año 2015, según un informe emitido por el Consejo de Defensa de Recursos Naturales (NRDC) . Los delitos iban desde el arsénico hasta la contaminación por nitratos, e incluían fallas a menudo graves para probar o reportar niveles de contaminación.

 

Una nueva amenaza para el abastecimiento de agua de la nación viene en forma de recortes drásticos al presupuesto 2018 de la Agencia de Protección Ambiental, incluyendo programas diseñados para salvaguardar el agua potable del país, a pesar del reconocimiento del Presidente Trump de que el "agua cristalina" es de vital importancia para la nación.

 

"Estados Unidos enfrenta una crisis nacional de agua potable que va mucho más allá de la contaminación por plomo", afirmó Erik Olson, Director del Programa de Salud de NRDC y coautor del informe. "El problema es doble: no hay autoridades que impongan nuestras leyes de agua potable, y estamos viviendo en tiempo prestado con nuestra infraestructura de agua antigua y en deterioro. Tomamos por sentado que cuando activamos el grifo de nuestra cocina, el agua estará sana y segura, pero tenemos un largo camino por recorrer antes de que esto sea realidad en todo nuestro país".

 

“Las violaciones generalizadas resaltan la necesidad de invertir en infraestructura de agua y protección" encontró cerca de 80.000 violaciones que afectan los sistemas de agua potable en cada estado, pero la falta de información y la no aplicación de la ley podría significar que el número de violaciones es mucho mayor. Los sistemas muy pequeños que se encuentran en áreas rurales o escasamente pobladas representan más de la mitad de todas las violaciones basadas en la salud, y casi el 70 por ciento de todas las violaciones.

 

El informe encontró que el Estado de Florida se encuentra en segunda posición, solo por detrás de Texas, en el número de personas afectadas por violaciones bajo la Ley de Agua Potable Segura basada en los datos más recientes disponibles a partir de 2015.

 

Eso quiere decir que los residentes de Florida están más expuestos al agua potable insegura que en casi cualquier otro Estado del país.

 

Los 12 Estados que encabezan la lista son:

 

Texas

Florida

Pensilvania

New Jersey

Georgia

Washington

Ohio

California

Arizona

Kentucky

Wisconsin

Maryland

 

El informe del NRDC expone las violaciones a la salud de la Ley de Agua Potable Segura, así como las violaciones por el monitoreo inapropiado del agua y la presentación de informes, en más de 18,000 sistemas comunitarios de agua en todo el país. Estas reglas federales del agua potable están diseñadas para proteger contra cerca de 100 contaminantes, tales como productos químicos tóxicos, bacterias y metales como el plomo que pueden causar impactos en la salud como cáncer, defectos de nacimiento y deterioro cognitivo.

 

En Florida, un total de 7,5 millones de personas recibieron agua de empresas que violaban los estándares. Entre las principales violaciones, se encontró que el Estado no proporcionó a sus ciudadanos un informe anual sobre la calidad del agua. Otros problemas graves violaron las normas sobre desinfectantes causantes de cáncer, altos niveles de coliformes procedentes de desechos humanos, plomo y cobre que superaron los límites de seguridad.

 

De las más de 80 mil violaciones encontradas en los 18 mil sistemas de tratamiento de agua de todo el país. El estudio sugiere que 12 mil violaciones crearon peligros potenciales para la salud de los consumidores. En la Florida, más de 250 violaciones estaban vinculadas a riesgos para la salud.

 

Mientras tanto, las repercusiones por las violaciones son prácticamente inexistentes. Casi nueve de cada 10 violaciones fueron sujetas a ninguna acción formal, e incluso menos, sólo el 3,3 por ciento, enfrentaron sanciones financieras.

 

El estudio del NRDC concluye que los recortes propuestos por el presidente Trump al presupuesto de la EPA sólo significaría un desastre, especialmente para las áreas rurales del país.

 

Fuente: www.nrdc.org