Un año después del Huracán Irma


●   Redacción Imagen Semanal  ●  9 de septiembre de 2018

Un año después del Huracán Irma

 

Este lunes 10 de septiembre se cumple un año de que nuestro Estado fuera azotado por la fuerza del Huracán Irma.

 

Irma llegó a los Cayos de Florida el 10 de septiembre como una tormenta de Categoría 4, destruyendo rápidamente 1,200 casas y dañando otras 3,000 más.

 

La tormenta era categoría 3 cuando llegó al sector de Naples. Mientras ascendía por el Suroeste de la Florida se debilitó, pero aún así causó daños importantes a viviendas y estructuras y dejó a millones de residentes del Estado sin electricidad por varios días.

 

En la mañana del 11 de septiembre, la entonces tormenta tropical Irma se trasladó a Georgia con al menos ráfagas de viento de más de  39 mph.

 

Estos fuertes vientos duraron varias horas en la mayor parte del estado, dando como resultado miles de árboles caídos. Se estima que 1.5 millones de residentes de Georgia perdieron también la electricidad.

 

Irma tocó tierra un total de siete veces. Las estimaciones de daños en todo el Caribe podrían superar los $3 mil millones, según el Centro Nacional de Huracanes.

 

El huracán dejó a la pequeña isla de Barbuda casi inhabitable, destruyendo la mayoría de las escuelas y dañando severamente el único hospital en la isla de Anguila.

 

Irma fue el primer huracán de categoría 5 que azotó a Cuba en casi un siglo, causando directamente nueve muertes, dañando decenas de miles de hogares y destruyendo cientos de granjas avícolas.

 

IMPACTO MORTAL

 

En Florida, dos personas murieron cuando su carpa quedó sumergida en inundaciones de agua dulce, un hombre cayó en un canal mientras revisaba su bote durante el huracán y una ráfaga de viento causó que un hombre se cayera y se golpeara la cabeza después de abrir la puerta durante la tormenta.

 

Los árboles caídos fueron los culpables de dos muertes en Georgia y una más en Carolina del Sur.

 

TRABAJOS DE RECUPERACIÓN

 

La recuperación de Florida ha avanzado un año después de que el huracán Irma avanzara a través del Estado. Alrededor de 777,000 hogares recibieron Asistencia Individual de FEMA; El programa de Asistencia Pública de FEMA estuvo disponible en los 67 Condados.

 

Los funcionarios estatales y las agencias federales, los voluntarios y las organizaciones sin fines de lucro continúan colaborando en los trabajos de recuperación de Florida.

 

Para su recuperación y reconstrucción en Florida se entregaron cerca de $3 mil millones en asistencia por desastre de FEMA, préstamos a bajo interés de la Administración de Pequeñas Empresas de los EE. UU. Y pagos del Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones.

 

La Administración de Pequeñas Empresas de los EE. UU. Ha aprobado $ 1.4 mil millones en préstamos para 34.800 propietarios, inquilinos y negocios afectados por el huracán.

 

Se han presentado más de 28,500 reclamaciones al Programa Nacional de Seguros contra Inundaciones con alrededor de $ 964 millones pagados a los sobrevivientes. Los titulares de pólizas han recibido un pago promedio de $ 52,064.

 

Se pagaron más de $9 millones en Asistencia por Desempleo por Desastre a través del Departamento de Oportunidades Económicas de la Florida a unos 3,800 floridanos que perdieron su trabajo debido a la tormenta.

 

Por su parte, el Salvation Army, con la ayuda de voluntarios, donantes y socios de la comunidad sigue satisfaciendo las necesidades de aquellos afectados por el huracán Irma en toda Florida.

 

A través de un comunicado, esta organización informó que durante este año luego del paso del huracán Irma han entregado más de 1 millón de comidas a los afectados.

 

Mediante una asociación con The Home Depot, The Salvation Army puede comprar suministros a un precio reducido para los residentes del suroeste de Florida y los Cayos de Florida para reparar y reconstruir sus hogares. El Ejército de Salvación asignó $5 millones en ayuda de recuperación para este programa.

 

Los planes de recuperación a largo plazo del Ejército de Salvación incluyen la región más afectada de Florida, que incluye el área de  Ft. Myers (Condados de Lee, Hendry y Glades), área de Naples (Condado de Collier) y los Cayos de la Florida (Condado de Monroe).

 

Sin duda, fue después de esta tragedia que pudimos observar el lado más humano de los residentes del Suroeste de la Florida. Pero la pregunta siempre queda abierta para discusión es: ¿Estamos preparados para una nueva emergencia?