Votantes de Florida podrán restablecer el derecho a voto de más de un millón de ex delincuentes en noviembre


●   Redacción Imagen Semanal  ●   23 de Enero de 2018

Votantes de Florida podrán restablecer el derecho a voto de más de un millón de ex delincuentes en noviembre

Fort Myers, FL. - Los votantes de Florida tendrán la oportunidad de restablecer los derechos de voto de más de 1 millón de ex delincuentes a través de una iniciativa electoral el próximo mes de noviembre.

 

La enmienda constitucional propuesta el martes llegó a las 766.200 firmas de petición requeridas para ir a la boleta. La Enmienda de la Restauración de Voto, que se espera que el Estado certifique pronto, restablecería automáticamente los derechos de los ciudadanos condenados por la mayoría de los delitos no violentos que hayan cumplido su pena de prisión y libertad condicional.

 

Sólo se excluiría a los condenados por homicidio o delitos sexuales graves.

 

Si se aprueba con el 60 por ciento de los votos en noviembre, la enmienda tiene el potencial de reformar la política electoral de la Florida, un Estado decisivo y establecer el ejemplo para otros Estados que luchan por suavizar las estrictas leyes que prohíben el derecho a votar de las personas con condenas criminales.

 

Actualmente, Florida tiene una de las leyes de privación de derechos penales más estrictas del país: solo Florida, Kentucky, Virginia e Iowa prohíben permanentemente a quienes tienen condenas por delitos graves votar de por vida, a menos que soliciten el indulto.

 

En total, aproximadamente 1,6 millones de ciudadanos de Florida, aproximadamente uno de cada cuatro afroamericanos, tienen prohibido emitir su voto.

 

Sheena Meade, directora de organización de la Coalición de Restauración de Derechos de Florida, organización que lideró la iniciativa para reunir más de un millón de firmas, dijo a que obtener la enmienda certificada es un "gran logro para la gente de Florida".

 

"Saber que hemos enviado más de un millón de peticiones y que la gente ha respondido a la llamada para tener una democracia más inclusiva es simplemente abrumador", dijo Meade. "La gente nunca pensó que llegaríamos a este lugar, y ahora está aquí".

 

El esposo de Meade, Desmond Meade, ha estado peleando por cambios en el proceso de restauración de los derechos del Estado desde que fue condenado por un delito grave hace más de una década. En 2016, Sheena Meade se postuló para la legislatura estatal y Desmond no pudo votar por su esposa.

 

La certificación de la enmienda se producirá menos de un año después de que la Corte Suprema de Florida aprobara el texto de la papeleta en abril de 2017. En los meses siguientes, los floridanos por una Democracia Justa y otros grupos que apoyan la enmienda se han beneficiado de más de $500,000 en apoyo, incluidos $400,000 de la Unión Americana de Libertades Civiles.

 

ACLU de la Florida, una de las principales organizaciones que apoyan la enmienda publicó en su cuenta de Instagram un mensaje para celebrar y agradecer a quienes firmaron la petición.

 

“¡Gracias al arduo trabajo de los voluntarios en Florida y los floridanos por una democracia justa, la enmienda de restauración de los derechos estará en la boleta de noviembre!” dice el mensaje publicado por la organización.

 

En la actualidad, los ciudadanos de la Florida con condenas penales que desean restablecer sus derechos de voto tienen que solicitar el indulto con el gobernador.

 

Durante su mandato, el ex gobernador Charlie Crist hizo más fácil para los ex delincuentes recuperar sus derechos, restaurando el derecho a votar a más de 155,000 delincuentes.

 

Pero el actual gobernador Rick Scott (R) revirtió su curso en 2011 y ordenó un período de espera antes de que los delincuentes pudieran incluso solicitar el indulto. Solo unos pocos miles han recuperado sus derechos de voto desde que Scott asumió el cargo en 2010.

 

Según el Proyecto de Sentencias, "aproximadamente el 2,5 por ciento de la población total en edad de votar en EE. UU. - 1 de cada 40 adultos - está privado de sus derechos debido a una condena penal actual o anterior". El estado de Florida representa solo el 27 por ciento de la población privada de derechos .

 

Si bien la investigación muestra que las personas con condenas penales tienden a votar por los candidatos demócratas, la enmienda en Florida ha tenido apoyo bipartidista. Un análisis publicado poco antes de las elecciones de 2016 encontró que si se permitía que los floridanos con condenas por delitos graves se registraran para votar, se estima que 258,060 se registrarían como demócratas, 46,920 como republicanos y 84,456 como independientes y terceros. Y casi 60,000 boletas adicionales habrían sido emitidas.

 

Fuente: Think Progress