Así es la celda en la que podría pasar el resto de su vida “El Chapo” Guzmán


Redacción Imagen Semanal  -  21 de febrero de 2019

Así es la celda en la que podría pasar el resto de su vida “El Chapo” Guzmán

Foto: Captura/pixabay


El pasado 12 de febrero, Joaquín "El Chapo" Guzmán fue declarado culpable de los 10 cargos que le imputaba la justicia estadounidense, principalmente liderar un grupo criminal, traficar con cocaína y torturar, sobornar y asesinar para defender su negocio.

 

Ese fue el veredicto del jurado que durante casi tres meses examinó, en Nueva York, los testimonios y las pruebas presentadas en contra del mexicano en el mayor juicio por narcotráfico llevado a cabo en el país.  La vista en la que se conocerá la sentencia definitiva para el líder del cártel de Sinaloa, que se enfrenta a una pena de cadena perpetua, será el próximo 25 de junio.

 

Finalmente, "El Chapo" podría pasar el resto de su vida en una prisión de máxima seguridad de Estados Unidos. 

 

Las autoridades estadounidenses han guardado silencio respecto al lugar donde será encarcelado Guzmán. Pero desde su extradición a Estados Unidos en enero de 2017, se ha dicho que podría ser enviado a ADX Florence.

 

Pero, ¿cómo es esta prisión?

 

ADX Florence, ubicada en un complejo de prisiones en un área remota a 185 kilómetros al sur de Denver, es apodada el "Alcatraz de las Montañas Rocosas" por la prisión en la Bahía de San Francisco que albergaba al gángster Al Capone en la década de 1930 y otros notorios criminales.

 

Los reclusos de la ADX Florence se encuentran en "unidades de control" especialmente diseñadas que funcionan como cárceles dentro de las cárceles.

 

 

"El Chapo" compartiría esta prisión con terroristas, espías, ex miembros de Al Qaeda, asesinos en serie y exintegrantes de las Fuerzas Armadas de Colombia (FARC).

 

Los presos más infames de ADX Florence incluyen a Ramzi Yousef, cerebro del atentado de 1993 contra el World Trade Center en Nueva York; el conspirador del 11 de septiembre Zacarias Moussaoui; Dzhokhar Tsarnaev, condenado por el bombardero del maratón de Boston ; y Ted Kaczynski, conocido como Unabomber.

 

Pero es poco probable que Guzmán tenga algún amigo en esta prisión. Ya que los reclusos pasan 23 horas del día confinados dentro de las pequeñas celdas de concreto, privadas de casi todo contacto humano.

 

El capo de 61 años, quien se escapó dos veces de prisiones mexicanas consideradas de alta seguridad, podría pasar el resto de sus días en un cuarto de 2 por 3 metros, en donde hay solo una cama de cemento, baño, un lavabo y un distribuidor de agua.

 

 

 

Nadie ha escapado de la Administrative Maximum Facility (ADX) en Florence, Colorado, desde que fue inaugurada en 1994 para recibir a los presos más peligrosos del sistema penitenciario de los Estados Unidos. La cárcel está protegida por alambrados con púas y torres de vigilancia y patrullas armadas.

 

Son 410 reclusos, los cuales son llevados en autobuses, vehículos blindados e incluso en helicópteros Black Hawk, a las extensas instalaciones.

 

Son docenas de torres de vigilancia y alambrado lo que rodea el edificios de ladrillo, además hay patrullas las 24 horas los 7 días a la semana, por guardias fuertemente armados y con perros de ataque altamente entrenados.

 

 

Las paredes de las celdas son gruesas y no permiten escuchar ningún sonido, esto para que los presos no puedan comunicarse entre sí.

 

La cama es de concreto cubierta con un delgado colchón y mantas, hay un lavamanos, inodoro y una fuente de agua. El único mobiliario es un escritorio y un taburete de hormigón inmóviles, y para algunos reclusos, una televisión pequeña a blanco y negro únicamente de programas religiosos y educativos cuidadosamente seleccionados.

 

En el interior de su celda, los presos más protegidos tienen una televisión con contenido diseñado para brindarles educación, ayuda psicológica y servicios religiosos, según el informe.

 

Cada celda tiene una ventana estrecha, de 107 centímetros de altura y en ángulo hacia el cielo, y los presos no pueden verse desde el interior de sus unidades, dijo.

Fuente: El Periódico