Comey testifica ante el Senado y pone en aprietos a Trump


Redacción Imagen Semanal  -  13 de Junio del 2017

Comey testifica ante el Senado y pone en aprietos a Trump

El pasado 8 de junio, el ex director del FBI, James Comey acusó al gobierno de Donald Trump, en una esperada comparecencia en el Senado, de haber mentido sobre él y sobre su despido como director del FBI cuando investigaba la presunta interferencia de Rusia en las elecciones del 2016. Además, consideró que fue despedido por la manera en que estaba gestionando la investigación.

 

“No sé por qué fui despedido. Tomo al presidente por su palabra de que fui despedido por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él”, afirmó Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado. Esta comparecencia ocurrió un día después de que reveló sus charlas con Trump, en un escrito de siete páginas en el que queda claro que el mandatario habría presionado a Comey para dejar la investigación sobre la trama rusa, lo que refuerza las sospechas de los lazos entre la campaña del magnate y Rusia para influir en los comicios.

 

En una de las audiencias más esperadas en años y con los ojos de Estados Unidos apuntando directamente hacia el, el ex director del FBI detalló una serie de conversaciones “preocupantes” con el presidente Trump. El testimonio, la primera declaración pública de Comey desde su despido, el pasado 9 de mayo, vuelve a poner la atención sobre un gobierno que desde hace meses no logra despejar las dudas acerca de sus vínculos con Rusia y su respeto de la independencia de los organismos de seguridad. La comparecencia fue seguida con mucha expectación en todo el país, pues para muchos expertos, puede ser el inicio de un posible proceso de impeachment o juicio político por posible obstrucción a la Justicia.

 

Ante la comisión de Inteligencia del Senado, Comey confirmó que Trump le pidió lealtad y le preguntó qué se podía hacer para que “dejara pasar” las investigaciones sobre su ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, quien tuvo que renunciar en febrero por sus nexos con Rusia. El texto preparado para la esperada intervención de Comey fue revelado el miércoles por la propia comisión y recoge con detalle los encuentros y las conversaciones telefónicas que el ex director del FBI mantuvo con el mandatario hasta que este lo alejó de un cargo que ejerció por más de 10 años.

 

Trump despidió de manera inesperada al funcionario hace poco más de un mes, lo que despertó una fuerte disputa, ya que muchos lo interpretaron como un intento de frenar las pesquisas de Comey sobre los vínculos entre la campaña del magnate y el gobierno ruso para influir en los comicios presidenciales del año pasado. Tras su destitución, las comisiones del Congreso que investigan el papel del Kremlin en las elecciones de noviembre pasado solicitaron a Comey que testificara a puerta cerrada, algo a lo que este se negó, pidiendo que fuera en público.

 

“Espero que puedas ver claro el camino para dejar pasar esto, para dejar que Flynn se vaya. Él es un buen tipo”, le dijo Trump a Comey, según las notas que redactó tras uno de sus encuentros a solas.

 

El abogado de Trump, Marc Kasowitz se encargó de desmentir que el mandatario le haya pedido al entonces director del FBI que suspendiera una investigación sobre Flynn. A su vez, la portavoz de la Casa Blanca Sarah Sanders afirmó a la prensa que podía decir sin dudas que el mandatario no era un mentiroso, como lo llamó Comey ante el Senado.

 

“Las explicaciones que dio Trump cuando me destituyó, de que el FBI tenía problemas y no estaba bien liderado son pura y llanamente mentiras”, dijo Comey. “El argumento de que el FBI era ineficiente me difamó a mí y al FBI”, aseguró. Asimismo, el ex director del FBI confirmó que en reiteradas ocasiones le dijo al presidente que él no estaba siendo investigado personalmente sobre este tema.

 

Luego del testimonio de Comey ante el Senado, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump utilizó su cuenta oficial de Twitter para afirmar que la declaración de Comey significa su “total y absoluta vindicación”.

 

Hasta ese momento, Trump no había tuiteado sobre la comparecencia de Comey ante el Senado. Pero luego de que Comey lo acusara de difundir mentiras, el presidente devolvió el golpe afirmando, a través de la red social, que “Comey es un filtrador”.

 

“A pesar de tantas declaraciones falsas y mentiras, total y absoluta vindicación… y WOW, Comey es un filtrador”, tuiteó el presidente.

 

Luego del polémico tweet del mandatario, este se presentó en una reunión con gobernadores y alcaldes, en la cual sin hacer referencia explícita al testimonio de James Comey, prometió luchar contra sus enemigos y rechazar los intentos de descarrilar su presidencia.

 

“No nos desviarán de esta causa justa, para intentar detenerlos a todos ustedes”, afirmó el presidente en el evento de la Coalición Fe y Libertad en Washington.

 

“Sabemos luchar mejor que nadie y nunca, jamás, nos rendiremos. No nos rendiremos y somos ganadores y vamos a luchar y ganar y tendremos un futuro increíble”, agregó.

 

Fuente: Página 12