Donald Trump realiza su visita anual al hospital y publica su estado de salud


Redacción Imagen Semanal  -  17 de noviembre de 2019

Donald Trump realiza su visita anual al hospital y publica su estado de salud – Imagen Semanal

El presidente Donald Trump acudió la noche del pasado sábado al hospital para someterse a su chequeo anual de salud.

 

Aunque se visita al centro médico generó dudas y rumores, a la salida de la clínica el presidente publicó en Twitter sus resultados.

 

Trump anunció que había visitado el Centro Médico Walter Reed y dirigió grandes elogios hacia los doctores que trabajan en él. En el mismo tuit hizo alusión a los resultados de su analítica anual y presumió de buena salud.

 

“Todo muy bien (¡genial!). Se completará el año que viene”, añadió.

 

 

La Casa Blanca también aclaró en un comunicado que el presidente se había sometido a un rápido análisis.

 

“En previsión de un 2020 muy ocupado, el presidente aprovecha un fin de semana libre aquí en Washington DC para para comenzar su examen físico anual“, dijo la secretaria de prensa, Stephanie Grisham.

 

“El presidente se mantiene saludable y enérgico sin quejas”, aseguró Grisham.

 

El comunicado de la Casa Blanca y el propio mensaje de presidente terminó con la expectación que se había creado después de que se supiera que Trump había acudido al centro médico por sorpresa.

 

En la agenda de los periodistas que cubren la Casa Blanca no estaban previstos estos exámenes rutinarios. La propia Grisham denunció en Twitter los “rumores irresponsables y peligrosos” que habían difundido los reporteros.

 

Qué dice el médico de Trump

 

El médico del presidente Trump también emitió este lunes un comunicado en el que desmentía los rumores sobre el estado de salud del mandatario. 

 

La declaración del doctor Sean Conley llegó después de que algunos periodistas y medios de comunicación empezaran a especular con la idea de que el presidente había sufrido un dolor en el pecho. El médico apoyó la aclaración de la Casa Blanca y del propio mandatario que aseguraba que la visita al centro médico se trataba de una “revisión planeada y de rutina”.

 

“Pese a alguna especulación, el presidente no hay tenido ningún dolor de pecho, tampoco fue evaluado o tratado por ningún asunto urgente”, dijo el médico Sean Conley en un comunicado divulgado por la Casa Blanca.

 

 

 

Fuente: El Diario