ICE se lleva a una mujer que esperaba en el hospital para ser operada del cerebro



●   Por Redacción Imagen Semanal   ●   28 de Febrero de 2017

Polémica en México por video de pareja teniendo relaciones en un cajero automático

Los familiares de una mujer de origen hispano se encuentran aterrorizados luego de que su pariente fuera arrebatada por ICE de una cama en el hospital de Texas donde ella esperaba ser operada de un tumor en el cerebro.

 

Ahora los familiares de Sara Beltran Hernandez temen que ella pueda morir. 

 

Los funcionarios de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos dijeron que la madre indocumentada de 26 años, se encuentra estable y fue dada de alta por un médico del Centro de Detención Prairieland mientras se esperaba una cita con un especialista el lunes.

 

Según informes, Beltrán llegó a los Estados Unidos huyendo de un abusador doméstico en El Salvador en noviembre de 2015. La mujer fue capturada cerca de la ciudad de Hidalgo, Texas.

 

Un juez de inmigración ordenó su deportación el mes pasado.

 

Los familiares de Beltran Hernández, han intentado de todas las formas posibles pedir por su asilo pero hasta el momento no lo han logrado.

 

Las complicaciones de Beltran debido a un tumor cerebral iniciaron a principios de este mes. Beltrán Hernández se ha estado quejando de dolores severos de cabeza, pérdida de memoria y sangrado nasal.

 

"Me siento mareada, con dolor. Ojos pesados. Náusea. Si camino rápido, me siento mareada. El ruido realmente me molesta. No he comido desde ayer. . . Porque no tengo apetito. A veces, me olvido de las cosas. La lengua no siempre responde", dijo Beltrán Hernández a un abogado que la visitó el jueves pasado en el centro de detención, según The Associated Press.

 

El equipo legal de la mujer presentó una moción exitosa para liberar sus expedientes médicos, pero aparte de eso la familia no tiene control sobre su cuidado.

 

Dani Bennett, portavoz de ICE, confirmó su traslado el pasado 22 de febrero y su ingreso al centro de detención. Sin embargo, rechazó que no se le está ofreciendo el trato adecuado.

 

“Como todos los detenidos bajo nuestro cuidado, la Sra. Beltrán continúa recibiendo atención médica de emergencia las 24 horas y a cualquier tratamiento especializado fuera de nuestras instalaciones”, planteó.

Agregó: “ICE toma muy en serio la salud, seguridad y bienestar de quienes están a nuestro cargo”.

 

Ahora Beltrán y sus familiares parecen haber encontrado una luz al final del túnel que podría ayudarlos y es que presentaron una nueva demanda en una corte federal lo que conduciría a una nueva revisión de su caso por un juez de un tribunal de distrito de los Estados Unidos y no el juez de inmigración.

 

Fuente: Daily News

También te puede interesar ver…

Gobernador Scott y su Gabinete aprueban adquisición de 11,000 acres para conservación de manantiales

Fundación Immokalee recibió

subvención de $4,000 de Dollar General Literacy Foundation 

Ganadores de la noche de apertura VIP de "Espantapajaros en el parque"

Centro de niños Joseph H. Messina ampliará sus servicios de educación infantil para los necesitados

VIDEOS