Jueza matrimonial llamó a ICE para detener al novio durante la boda


Redacción Imagen Semanal  -  24 de Abril del 2018


Jueza matrimonial llamó a ICE para detener al novio durante una boda

 

Alexander Parker y Krisha Schmick, quienes eran novios desde la secundaria, querían tener una boda sencilla,  y por ello fueron al pequeño juzgado de Camp Hill en Pensilvania.

 

Sin embargo, la emoción de la pareja se truncó cuando la jueza Elizabeth Beckley, quien debía casarlos, llamó a los agentes de Inmigración y Aduanas (ICE), negándose a creer que Alexander, de 22 años, viviera en los Estados Unidos legalmente.

 

“Todavía no tenía mi ‘green card’, así que les di la identificación que me habían dado y se la devolvieron al juez y lo siguiente que sé es que un alguacil está saliendo y diciéndome que necesita detenerme porque mi ID no se veía auténtico”, contó el joven. “Traté de decirles que no era falso y que había sido emitido por el consulado guatemalteco, pero no me creyeron y me dijeron que no podía ir a ninguna parte ni abandonar el edificio hasta que pudiera mostrar la prueba”.

 

La novia, Krisha, de 23 años, corrió a casa para obtener los papeles de Alexander y demostrar que estaba en los EEUU legalmente.

 

Dice que tan pronto como se fue, la jueza Beckley, que debía casarse con la joven pareja, llamó a ICE para que arrestaran a su prometido.

 

Los agentes de “La Migra” no tardaron casi nada en llegar y de inmediato le exigieron a Alexander demostrar que estaba legalmente en el país, mientras le tomaban huellas digitales sin pedirle permiso y le advirtieron que en vez de celebrar su boda, podría terminar pasando la noche en un centro de detención de inmigrantes en Harrisburg.

 

“Estaba realmente asustado. No sabía si me iban a arrestar. No sabía lo que harían”, dijo Alexander.

 

Eventualmente, los oficiales de ICE pudieron verificar que Alexander estaba legalmente en el país y “se disculparon por haberlo hecho pasar” por la humillación.

 

Según los medios locales, hay reportes sobre las acciones de Beckley contra parejas que sospecha podrían tener a un miembro “indocumentado”.

 

La jueza no quiso hablar sobre las acusaciones.