Los nacidos antes de 1989 podrían necesitar vacunarse contra el sarampión


Redacción Imagen Semanal  -  30 de abril de 2019

Los nacidos antes de 1989 podrían necesitar vacunarse contra el sarampión - Imagen Semanal

Foto: Pixabay


Los adultos nacidos antes de 1989 podrían necesitar una segunda dosis de la vacuna contra el sarampión, aseguran expertos de la salud durante la lucha contra el brote de sarampión más grande de los últimos 25 años en Estados Unidos.

 

La vacuna conocida como MMR, la cual incluye inmunización contra el sarampión, las paperas y la rubéola, es efectiva en un 93% cuando se recibe una sola dosis, y alcanza un nivel de prevención del 97% cuando se reciben dos dosis, según información proporcionada por el CDC.

 

Según el Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), las personas que fueron vacunados antes de 1957 probablemente “fueron infectados naturalmente y, por lo tanto, se presume que están protegidos contra el sarampión, las paperas y la rubéola”.

 

Sin embargo, la personas que recibieron la vacuna entre 1957 y 1989 probablemente recibieron sólo una dosis de la vacuna contra el sarampión. Sólo en 1989 funcionarios de la salud en Estados Unidos reconocieron que recibir dos dosis de la vacuna proporcionaba un mayor grado de inmunización.

 

Además, las personas vacunadas antes de 1968 recibieron una versión de la vacuna que contenía virus inactivo y por lo tanto deben recibir al menos una dosis de la vacuna para prevenir la enfermedad.

 

Las personas que contraen el sarampión en edad adulta son más propensos a desarrollar complicaciones graves que incluyen neumonía y encefalitis (inflamación del cerebro).

 

De acuerdo con el CDC, el 10% de los casos de sarampión confirmados hasta el momento han sido reportados en personas que recibieron una dosis de la vacuna.

 

 

El sarampión había sido declarado erradicado en el año 2000, sin embargo este año se ha presentado un brote en 22 estados afectando a más de 700 personas en lo que va corrido del año.

 

Antes del inicio de un programa de vacunación establecido en 1963, se estima que entre 3 y 4 millones de personas padecieron de sarampión en Estados Unidos.