Maestra pierde su trabajo por ser demasiado sexy


Redacción Imagen Semanal  -  3 de Octubre del 2017


Estudio revela que los Latinos se sienten menos seguros financieramente y se preocupan más por el dinero que otros estadounidenses

Una maestra de 26 años asegura que el centro educativo donde trabajaba, la obligó a renunciar debido a las presiones de los administradores.

 

El periódico británico The Sun informó que todo comenzó cuando los padres de los menores descubrieron la cuenta personal en Instagram de la joven.

 

Una madre descubrió las imágenes y avisó al resto de los adultos, argumentando que sus “poses y expresiones faciales tenían una connotación sexual”.

 

“Accidentalmente vi su cuenta de Instagram y muchas de sus fotografías tenían una naturaleza sexual”. Según la madre, las publicaciones no eran apropiadas para una persona que trabaja con niños.

 

“La forma en que ella se ve, y se viste, puede afectar a los niños de una manera negativa”, aseguró.

 

Красота спасёт Мир 💃😍🙀 #girl #girlswithtattoos #fall #instagood

Una publicación compartida de Виктория Демешкина (@viktoriya_demeshkina) el

 

Luego de llevar sus quejas a las autoridades de la escuela, se le pidió a la profesora que borrara sus imágenes provocativas. Sin embargo, la profesional se negó a bajarlas de su perfil, argumentando que no eran de carácter sexual.

 

“Las fotos solamente muestran momentos en mi vida. No tienen otra connotación aparte de esa”, se defendió. “No veo nada censurable en ellas”, agregó.

 

Según informó el diario, como forma de presión, la maestra de nursery dejó de recibir un bono mensual que los educadores en Rusia reciben para compensar sus salarios mínimos.

 

Finalmente, Viktoria Demeshkina, como se llama la maestra, renunció a su trabajo. No sin antes alcanzar más de 10,500 seguidores en su cuenta de instagram debido al impacto de los medios.