Migrante guatemalteco involucrado en el accidente que mató a jugador de la NFL enfrenta cargos federales de inmigración


Redacción Imagen Semanal  -  12 de Febrero del 2018


Migrante guatemalteco involucrado en el accidente que mató a jugador de la NFL enfrenta cargos federales de inmigración

 

Indianapolis - Un ciudadano de Guatemala previamente deportado, arrestado por estar involucrado en un accidente automovilístico fatal que mató al jugador de la NFL, Edwin Jackson y a otro hombre, fue acusado federalmente de reingresar ilegalmente a los Estados Unidos luego de haber sido deportado.

 

El fiscal, Josh Minkler, del Distrito Sur de Indiana, anunció estos cargos el pasado martes en Indianápolis.

 

De acuerdo con la denuncia penal, Manuel Orrego-Zavala, de 37 años, fue arrestado el 4 de febrero de 2018 por agentes del orden público en Indianápolis por estar involucrado en un accidente fatal en la carretera interestatal 70.

 

En el momento de su arresto, Orrego-Zavala dijo a las autoridades que su nombre era "Alex G. Cabrera". Pero los oficiales de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) pronto pronto descubrieron, a través de la cooperación y el intercambio de información con el Departamento de Policía Metropolitana de Indianápolis, su verdadera identidad.

 

La querella además declara que Orrego-Zavala fue arrestado por oficiales de deportación de ICE Enforcement and Removal Operations (ERO) en octubre de 2006 y trasladado de los EE. UU. A Guatemala en enero de 2007. Tras su deportación, a Orrego-Zavala se le prohibió reingresar legalmente a los EE. UU. durante 10 años.

 

En marzo de 2009, fue nuevamente arrestado por ERO. En mayo de 2009, fue expulsado a Guatemala y se le prohibió reingresar legalmente a los EE. UU. Durante 20 años.

 

Orrego-Zavala permanecerá bajo custodia mientras el caso es investigado por la Policía del Estado de Indiana y la Fiscalía del Condado de Marion (Indiana).

 

Los cargos de inmigración seguirán pendientes hasta que el Estado concluya sus cargos criminales.

 

A través de un comunicado de prensa, ICE aseguró que “una denuncia penal es solo un cargo y no una evidencia de culpabilidad. Se supone que todos los acusados son inocentes hasta que se demuestre lo contrario en un tribunal federal”.

 

Según el Fiscal Federal Auxiliar William McCoskey, del Distrito Sur de Indiana, quien está procesando este caso de reingreso ilegal, Orrego-Zavala enfrenta hasta 10 años de prisión si es declarado culpable.