Muere de coronavirus pastor de Virginia que organizó ceremonia masiva en plena cuarentena


Redacción Imagen Semanal  -  15 de Abril de 2020

Muere de coronavirus pastor de Virginia que organizó ceremonia masiva en plena cuarentena - Imagen Semanal

Foto: Pixabay


Gerald O. Glenn, un pastor evangélico de Richmond, Virginia, se jactaba de su estatus casi divino y consideraba que su servicio “esencial” estaba más allá de la pandemia de coronavirus.

 

Por ello, el pasado 22 de marzo, cuando llenó de feligreses su templo, a pesar de que la reglamentación estatal recomendaba que las reuniones no sobrepasaran las 10 personas, dijo que seguiría predicando a menos que estuviera en "la cárcel o en el hospital".

 

“Creo firmemente que Dios es más grande que este temido virus”, dijo también el pastor en el mencionado servicio.

 

Lamentablemente, el pasado domingo, la misma iglesia en la que él predicaba anunció que el religioso había muerto a causa del coronavirus.

 

El pastor Glenn había reunido a su congregación de la Iglesia Evangélica New Deliverance de Richmond aquel 22 de marzo. Orgulloso de su convocatoria pese a los protocolos de aislamiento vigentes, les había pedido a sus fieles que se pusieran de pie para demostrar cuánta gente había acudido a escuchar su palabra.

 

Allí pronunció sus palabras sobre la grandeza de Dios en comparación con el virus que produce el covid-19, y también señaló que en su iglesia había “gente sana”.

 

 

 

Por si fuera poco, el religioso aseguró que mantendría su iglesia abierta “a menos que esté en la cárcel o en el hospital”, según informaron los medios locales.

 

Pocos días después de desafiar las normas para prevenir la expansión del virus en el estado de Virginia, “con un corazón extremadamente triste y pesado”, la iglesia evangelista señaló que el pastor había fallecido luego de una semana de haber sido diagnosticado con Covid-19.

 

Según los reportes, la esposa del pastor, Marcietia Glenn, también se encuentra enferma y los miembros de la iglesia ofrecen oraciones por ella.

 

Fuente: El Diario