NOAA espera una temporada de huracanes más activa de lo normal


Redacción Imagen Semanal  -  12 de agosto de 2019

NOAA espera una temporada de huracanes más activa de lo normal - Imagen Semanal

Foto: Pixabay


(CNN) — En un repunte del pronóstico de la pretemporada, se espera que la temporada de huracanes en el Atlántico esté por encima de lo normal, con 10 a 17 tormentas con nombre, incluidos cinco a nueve huracanes, anunció el pasado jueves el Centro de Predicción Climática de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA).

 

Se pronostica que de dos a cuatro de esos huracanes serán de categoría 3 o más fuertes, con vientos superiores a 178 km/h, según los expertos, de acuerdo con la predicción de mayo.

 

El huracán Barry azotó a Louisiana en julio siendo una tormenta de categoría 1.

 

El pronóstico actualizado se emitió justo antes del comienzo del período de huracanes más activo: las aproximadamente ocho semanas que rodean el 10 de septiembre, cuando la temporada de huracanes alcanza su pico estadístico.

 

Ahora hay un 45% de posibilidades de actividad tropical por encima de lo normal esta temporada, dijo el centro NOAA. Eso es un aumento de la probabilidad del 30% en su perspectiva de mayo.

 

 

 

Dos tormentas con nombre, incluido un huracán, se esperaban para el 1 de agosto por expertos del Centro Nacional de Huracanes. Solo Barry ha tocado tierra hasta ahora esta temporada en Estados Unidos.

 

La tormenta subtropical Andrea comenzó temprano, formándose el 20 de mayo cerca de las Bermudas. Ese sistema de corta duración lo convirtió en el quinto año consecutivo en que se forma una tormenta con nombre antes del inicio oficial de la temporada, lo que plantea dudas sobre el impacto del cambio climático y si el plazo debería abrir antes.

 

El año pasado se produjo una temporada de huracanes en el Atlántico superior a la media, con los huracanes Florence y Michael azotando las costas de Estados Unidos con efectos devastadores.

 

Una temporada promedio tiene 12 tormentas con nombre, con seis huracanes, incluidos tres huracanes de categoría 3 o más.

 

El Niño no está, lo que favorece el desarrollo tropical

 

El Niño, un patrón climático que podría haber influido en la temporada de huracanes de este año, se ha disipado por completo y ha pasado a una etapa neutral, donde las temperaturas de la superficie del mar son normales en el Pacífico ecuatorial, declaró NOAA.

 

Eso significa que las condiciones podrían volverse más favorables para el desarrollo tropical durante la segunda mitad de esta temporada de huracanes, de septiembre al 30 de noviembre.

 

Se espera que las condiciones neutrales continúen durante el invierno.

 

Otros pronosticadores también actualizan su predicción

 

Se pronosticó la semana pasada una temporada de huracanes en el Atlántico casi promedio, según un informe actualizado del Proyecto de Meteorología Tropical en la Universidad Estatal de Colorado, que emite uno de los pronósticos más respetados.

 

Esta es una actualización de una perspectiva publicada en mayo, que pronosticó una temporada ligeramente inferior a la media.

 

Se formarán una docena más de tormentas con nombre, seis se convertirán en huracanes y dos alcanzarán el estado de huracán mayor de Categoría 3 o más fuerte, predijeron los expertos de CSU.

 

La temporada de huracanes de este año “exhibe características similares a las de 1990, 1992, 2012 y 2014”, escribió Phil Klotzbach, investigador del Departamento de Ciencia Atmosférica de CSU. Dos de esos años tuvieron actividad de huracanes por debajo del promedio, con uno casi normal y uno por encima del promedio.

 

Qué esperar en las próximas semanas

 

Los modelos de pronóstico para las próximas dos semanas no muestran un desarrollo tropical importante en el Atlántico, y el Centro Nacional de Huracanes no ha identificado áreas de interés para el desarrollo.

 

La cizalladura vertical del viento aumentará durante la próxima semana, lo que probablemente suprimirá el desarrollo de huracanes, dicen los pronosticadores de CSU.