Nuevo estudio: Los hispanos son el motor más grande del crecimiento económico de EE.UU.


Redacción Imagen Semanal  -  11 de marzo de 2019

Nuevo estudio: Los hispanos son el motor más grande del crecimiento económico de EE.UU.

Foto: Pixabay


La comunidad hispana en los Estados Unidos ha contribuido significativamente al crecimiento económico de los EE.UU. En las últimas décadas y continuará haciéndolo durante los próximos 10 a 20 años, según un nuevo estudio publicado por el Peterson Institute for International Economics (PIIE). 

 

De esta forma los analistas Gonzalo Huertas y Jacob Funk Kirkegaard, del prestigioso PIEE abren su estudio sobre los beneficios de la inmigración latina en EEUU. Es una comunidad que, según sus cálculos, tanto por cantidad de trabajadores como por la calidad de este es clave en la economía del país.

 

Los datos que se manejan en este informe proyectan una imagen muy alejada de la que presentan los mensajes negativos que con demasiada frecuencia se usan en ciertos grupos políticos. Y también de los estereotipos que se empeñan en pintar con la misma brocha a los latinos como personas de bajas capacitaciones y trabajos de bajo impacto económico.

 

Se espera que la contribución de los hispanos al futuro crecimiento económico de los Estados Unidos a través de una creciente fuerza laboral sea más que la de la población no hispana.

 

Varios factores demográficos están involucrados en este impacto en el crecimiento económico, según los autores del estudio. 

 

Por ejemplo, los hispanos son el grupo minoritario más joven y más grande del país, lo que los coloca en el camino de convertirse en una proporción cada vez mayor de la fuerza laboral de los Estados Unidos. Además, se proyectan tasas de fertilidad más altas que el promedio de los EE.UU. 

 

Para los latinos, junto con aumentos en la inmigración neta y crecientes tasas de participación en la fuerza laboral. El aumento en la mano de obra hispana podría contribuir alrededor de 0.21 puntos porcentuales al crecimiento anual real del PIB en los Estados Unidos durante las próximas tres décadas, si la comunidad hispana alcanza al resto de los Estados Unidos en productividad laboral.

 

La comunidad hispana también exhibe niveles significativamente más altos de emprendimiento impulsado por la oportunidad que el resto de la población de los Estados Unidos. En conjunto, estas tendencias posicionan a la comunidad hispana para aumentar su contribución a la economía de los EE.UU. En las próximas décadas, con efectos positivos significativos en la tasa de crecimiento económico general.

 

La enorme contribución de los inmigrantes hispanos al crecimiento económico de los Estados Unidos también se debe a la calidad de la fuerza laboral, no solo a la cantidad. Las llegadas de hispanos han superado a los estadounidenses nativos contemporáneos y algunos otros grupos de migrantes en sus capacidades empresariales e integración en las partes económicamente relevantes de la fuerza laboral. De acuerdo con el estudio del PIIE, este fenómeno contrasta con las percepciones negativas persistentes de los hispanos como personas no calificadas y que ocupan partes de bajo impacto de la economía.

 

Los economistas del desarrollo que analizan el desempeño a largo plazo de los países han identificado los "dividendos demográficos" como fuentes de crecimiento sostenido. El documento de trabajo del PIIE encuentra que tal dividendo demográfico está surgiendo para la comunidad hispana de los Estados Unidos. 

 

Para las comunidades con niveles crecientes de capital humano, un cambio en la estructura de edad, causado por una proporción creciente de la población en edad de trabajar y una proporción más baja en el grupo de edad no laboral, presenta una oportunidad para aprovechar esa tasa de crecimiento, siempre que esta mejora se combine con menores niveles de fertilidad. 

De hecho, las tasas de fertilidad de los hispanos han disminuido drásticamente desde la Gran Recesión, a niveles cercanos al promedio del país, y es probable que esta tendencia persista. Dado que los hispanos hoy en día están alcanzando rápidamente niveles educativos similares a los del resto de la población de los EE.UU., Así como la convergencia hacia familias más pequeñas, las percepciones deben ajustarse de manera similar a la realidad.

 

Fuente: Piie