Pentágono confirma que videos de ovnis de sus militares son reales


Redacción Imagen Semanal  -  23 de septiembre de 2019

Pentágono confirma que videos de ovnis de sus militares son reales - Imagen Semanal

Un alto cargo de la Marina estadounidense confirmó que los tres videos en los que varios de sus pilotos persiguen ovnis son reales. El cuerpo militar se refiere a ellos como “fenómenos aéreos no identificados”, tal y como publicó la web The Black Vault.

 

Joseph Gradisher, subjefe de operaciones navales para la Guerra de la Información, explicó que no usa el término objeto volador no identificado (ovni) porque con “fenómenos aéreos” describe los “avistamientos y observaciones de personas no autorizadas, aeronaves u objetos no identificados que han observado entrando u operando en el espacio aéreo de varios campos de entrenamiento controlado por militares”.

 

La Marina reconoce que los videos son reales y que son sus hombres quienes los tomaron. Sin embargo, aún no saben qué son esos pequeños objetos voladores que persiguen los pilotos. The New York Times publicó las imágenes entre diciembre de 2017 y marzo de 2018, aunque antes ya las habían recuperado y difundido la academia de ciencias To The Stars.

 

Cada uno de los tres clips es de menos de 40 segundos de duración y tienen un nombre extraoficial. El primero de ellos, FLIR1, fue tomado el 14 de noviembre de 2004; del segundo, Gimbal, no se tiene la fecha exacta de grabación y el más reciente, Go Fast, se grabó el 1 de enero de 2015.

 

En los videos, que tomó el sistema de localización de objetivos en tierra (ATFLIR) de aviones F18, se escucha a pilotos tratando de averiguar qué es lo que tienen ante sus ojos. Para sorpresa de ellos mismos, el dispositivo que  llevan ni siquiera es capaz de centrar el objeto no identificado.

 

Lo que resulta llamativo, según el director de la web que lo entrevistó, es que Gradisher no se haya referido a los objetos como “drones” o “globos”, como ha hecho el Pentágono otras veces. Y que, al contrario, reconociera su desconocimiento ante ese “fenómeno”.