Proponen construir un gran corredor de energía en lugar del muro fronterizo


Redacción Imagen Semanal  -  25 de marzo de 2019

Proponen construir un gran corredor de energía en lugar del muro fronterizo

Foto: Cortesía Jorge Castillo Quiñones / Pardue University


En lugar de un muro, por que no construyen un parque de energía único en su tipo que se extienda por las 1,954 millas de la frontera entre los Estados Unidos y México para llevar energía, agua, empleos y seguridad fronteriza a la región.

 

Ese es el audaz plan presentado por un consorcio de 28 prestigiosos ingenieros y científicos de todo el país que proponen que Estados Unidos y México trabajen juntos en un enorme proyecto de infraestructura: un complejo sistema de paneles de energía solar, turbinas eólicas, tuberías de gas natural, instalaciones de desalinización a lo largo de toda la frontera entre los dos países, en lugar de construir una barrera simple de aproximadamente 2,000 millas.

 

La construcción de un corredor de energía a lo largo de la frontera en lugar de un simple muro sería un ‘gran salto para la humanidad’, que trae seguridad y empleos a la región, dice el novedoso proyecto publicado por el grupo de científicos dirigido por la Universidad de Purdue en Indiana.

 

El plan no solo brindaría a la región seguridad fronteriza, considerando que sería un tren continuo de instalaciones industriales fuertemente protegidas, sino también energía, agua y empleos.

 

Sus creadores lo llaman un “parque de energía, agua, industria y educación del futuro” que “creará oportunidades masivas para el empleo y la prosperidad”.

 

Al igual que el ferrocarril transcontinental transformó a los Estados Unidos en el siglo XIX, o el sistema interestatal de carreteras lo transformó en el siglo XX, este sería un proyecto de infraestructura nacional para el siglo XXI”, aseguró Luciano Castillo, profesor de Energía Renovable y Sistemas de Energía de la Universidad de Purdue y líder del consorcio.

 

Además el profesor Castillo afirma que de llevarse a cabo, el mega proyecto de infraestructura tendría un efecto positivo histórico para ambas naciones.

 

La agricultura y la manufactura podrían florecer

 

Muchas personas de México y otros países centroamericanos tratando de ingresar a Estados Unidos precisamente porque no hay ninguna oportunidad para ellos en casa.

 

Este plan “creará oportunidades masivas de empleo y prosperidad”. Imagine la cantidad de empleos creados, dice Castillo, solo para la parte del plan que contempla "la instalación de ocho millones de paneles solares".

 

El parque industrial fronterizo también podría funcionar políticamente. “Los demócratas quieren un Nuevo Trato Verde. Los republicanos quieren seguridad fronteriza”, explica Castillo. “Ambos partidos podrían ganar.  Y también ambos países. Esta idea podría provocar una conversación completamente nueva sobre la frontera. Y necesitamos eso”.

 

 

 

Seguridad en la frontera

 

Por supuesto que hay todo tipo de preguntas difíciles. La seguridad es probablemente la más dura. ¿Los trabajadores de la construcción y el personal operativo estarían en riesgo de contrabandistas y traficantes? ¿Podrían los empleados y las empresas de seguridad privada realmente enfrentar posibles amenazas serias o decir no a los sobornos? ¿Las paredes y las cercas que unen las centrales eléctricas no supondrán un serio bloqueo para la migración de la vida silvestre?

 

Castillo convierte estos aspectos negativos en positivos, y esa es la filosofía detrás de todo el proyecto.

 

Los migrantes podrían ser los trabajadores del parque. Existen modelos para la cooperación entre gobiernos: Estados Unidos y Canadá han construido y continúan protegiendo importantes infraestructuras nacionales a lo largo de sus fronteras. Por ejemplo, las plantas hidroeléctricas producen energía a ambos lados de las cataratas del Niágara. Estados Unidos y México podrían invertir conjuntamente en el parque industrial fronterizo y trabajarían juntos para protegerlo.

 

De manera similar, la parte de la propuesta sobre la desalinización traería agua a California, Texas, Nuevo México y Arizona, áreas “en las garras de condiciones de sequía severas a excepcionales”, afirma el documento.

 

El equipo agregó que estos esfuerzos, que incluirían un “sistema de súper tuberías interconectadas” a lo largo de toda la frontera, podrían ayudar a convertir a Estados Unidos en un líder mundial en la industria de desalinización.

 

Hasta ahora, el equipo ha presentado su propuesta a tres congresistas de Estados Unidos y a un senador. Es un plan que, según dicen, ayudará a reducir la inmigración ilegal al tiempo que proporciona más empleos y energía más limpia a Estados Unidos y a México.

 

Según los cálculos de los autores, el parque solar podría llegar a producir 15,8 Gwh/día, esto es el equivalente a “la magnitud de la producción hidroeléctrica en la frontera de EE.UU. y Canadá. El coste estimado de la instalación sería de 4.500 millones de dólares, una inversión que podría ser amortizada en diez años.

 

Puede leer más sobre la propuesta haciendo clic aquí (En inglés).