Puntos importantes del primer discurso de Trump sobre el “Estado de la Unión”


Redacción Imagen Semanal  -  31 de Enero del 2018


Puntos importantes del primer discurso de Trump sobre el “Estado de la Unión”

 

El presidente Donald Trump ofreció este martes su primer discurso sobre el "Estado de la Unión". Durante su discurso cargado de nacionalismo, el presidente instó al congreso que apoye su reforma migratoria y un mayor combate a la pandilla “MS-13”.

 

El Trump que habló frente al congreso fue menos hostil que lo que acostumbra en su cuenta de Twitter, y se ciñó a las líneas conservadoras contra la inmigración ilegal y a favor de la desregulación y políticas proteccionistas en la arena comercial.

 

El discurso, y las acciones de la Administración, serán arma electoral para ambos partidos en los comicios de noviembre próximo.

 

En el tema migratorio, Trump retornó a su guión de culpar a los inmigrantes de todos los males que aquejan a los trabajadores estadounidenses.

 

Durante la hora y 20 minutos del discurso, Trump pidió que el Congreso apoye su propuesta migratoria que, según afirmó, beneficiará a las “comunidades en desventaja, especialmente las comunidades inmigrantes”, y protegerá “los intereses de los trabajadores y familias estadounidenses”.

 

Trump reiteró que “las fronteras abiertas han permitido que las drogas y las pandillas se cuelen en nuestras comunidades más vulnerables”, y que inmigrantes con bajas destrezas “compitan por empleos y salarios con los estadounidenses más pobres”.

 

Trump destacó los cuatro pilares de su plan migratorio que, a cambio de proteger a 1,8 millones de “Dreamers”, pide más fondos para la seguridad fronteriza, la eliminación de la “lotería de visas” (reemplazadas por un sistema con base a “méritos”) y el fin de la “inmigración en cadena”, o visas de reunificación familiar, lo que le causó abucheos por parte de los demócratas.

 

Ante una treintena de “Dreamers” invitados al discurso, Trump nunca reconoció sus contribuciones sino que afirmó que “los estadounidenses también son soñadores”.

 

Su propuesta migratoria, sin embargo, ya ha sido rechazada por buena parte de los legisladores y grupos en todo el espectro político, por distintas razones.

 

Los demócratas han hablado en una sola voz al repudiarla como un costoso e inaceptable “rescate” por los “Dreamers” que, a su juicio, se han convertido en pieza de negociación de los republicanos.

 

 

Logros y agenda

 

Trump aprovechó su discurso, titulado “Construyendo un EEUU seguro, fuerte y orgulloso”, para destacar los logros de su gobierno en política doméstica y exterior, e hizo un llamado al bipartidismo.

 

“Estoy extendiendo una mano abierta para trabajar con miembros de ambos partidos, demócratas y republicanos, para proteger a nuestros ciudadanos, de todo entorno, color y credo”, dijo Trump.

 

El mandatario destacó sus logros económicos como la masiva reforma tributaria de $1,5 billones, y el descenso en el desempleo; las negociaciones de mejores tratos comerciales, y el combate al terrorismo.

 

Pero Trump no hizo mención de los miles de trabajadores despedidos ni de las empresas que aún con la generosidad de su Administración no se han comprometido a trasladar sus operaciones de nuevo a territorio estadounidense.

 

Asimismo, pidió la aprobación de una infusión de $1,5 billones para modernizar la vetusta infraestructura del país, para que sea la más “segura, rápida, fiable” que necesita la economía.

 

También pidió la liberalización de todos los fondos para el Pentágono, otro tema de discordia en el Capitolio, donde no hay mucho apetito para costosos megaproyectos.

 

Además, exigió que, en adelante, la millonaria asistencia exterior sea entregada a los “amigos, no enemigos de EEUU”.

 

 

Guantánamo

 

Como se esperaba, Trump no hizo mención alguna de la investigación del FBI en torno a la presunta injerencia de Rusia en las elecciones del 2016, aunque fuentes de la Casa Blanca no descartan que el mandatario aún sopesa despedir al fiscal especial, Robert Mueller.

 

Trump no hizo mención de México, como lo ha hecho en el pasado para exigirle el pago del muro fronterizo, pero sí destacó las sanciones de su gobierno contra las “dictaduras socialistas” de Cuba y Venezuela, y condenó la amenaza nuclear de la “brutal dictadura” de Corea del Norte.

 

También dijo que firmó hoy una orden ejecutiva para mantener abierto el penal en la base estadounidense en Guantánamo (Cuba) contrariando la promesa electoral de su antecesor, Barack Obama, que de todas maneras jamás logró.

 

 

Respuesta demócrata

 

En la réplica de los demócratas, el legislador Joe Kennedy, dijo que el gobierno de Trump ha desatado caos, partidismo y una mayor fracturación del país, además de que, a su juicio,  ha generado más ansiedad, temor y rabia para el ciudadano de a pie.

 

Así, Kennedy pidió un “mejor pacto” que no divida a unos contra otros, y una economía fuerte para quienes necesitan un “salario que alcance para vivir”,  licencia con pago, guarderías a precios asequibles, pensiones solventes, tratos comerciales justos, buena educación y mejor infraestructura.

 

“Ustedes son parte de nuestra historia. Vamos a luchar por ustedes, y no nos vamos a alejar”, dijo en español al dirigirse a los “Dreamers”.

 

En la versión en español, la delegada estatal de Virginia, la peruana Elizabeth Guzmán, destacó que Trump ha atacado a las familias inmigrantes y a “las personas más vulnerables”, al desmantelar “DACA” y el programa de “Estatus de Protección Temporal (TPS), y amenazar con la deportación a los “Dreamers”, o prohibir el ingreso de inmigrantes musulmanes.

 

“Estas personas se han comportado de acuerdo a la ley, han pagado sus impuestos… el presidente ha fallado en su deber de proteger a nuestras familias en Puerto Rico que fueron afectadas por el huracán María.  Eso no es justo.  Es inaceptable”, dijo.