Tragedia en Texas: Autoridades encuentran 8 inmigrantes muertos y varios en estado critico dentro de un camión


Redacción Imagen Semanal  -  24 de julio del 2017

Tragedia en Texas: Autoridades encuentran 8 inmigrantes muertos y varios en estado crítico dentro de un camión

El trabajador de un popular almacén ubicado en San Antonio, Texas fue quien advirtió a la policía local sobre un hombre, que conducía un camión, se acercó a la tienda para pedir agua.

 

La policía se acerco al lugar donde encontró una verdadera tragedia.  Al inspeccionar el camión, la policía encontró a unos 38 inmigrantes escondidos dentro del cajón del tráiler en condiciones muy pobres.

 

Se confirmó que al momento del hallazgo, se encontraron 8 personas fallecidas. Cifra que aumentó luego del pasar de las horas cuando se confirmó que otras 2 personas perdieron la vida en el hospital.

 

El resto de los sobrevivientes fueron trasladados a hospitales cercanos para ser atendidos de heridas leves y problemas causados por el calor extremo.

 

Se sabe que durante ese fin de semana, la temperatura en San Antonio, Texas alcanzó los 38 grados centígrados (98,6 F), lo que hace que dentro del cajón del tráiler la temperatura fuera aún más fuerte.

 

William McManus, jefe de la policía de San Antonio confirmó que entre las víctimas había dos niños en edad escolar. El resto de los inmigrantes tenían entre 20 y 30 años. Todos provenían de México y países de Centro América.

 

El conductor del camión, identificado como James Bradley, de 60 años de edad, y originario de Clearwater, Florida fue detenido por las autoridades y podría ser acusado de cargos penales tanto estatales como federales.

 

Según distintos reportes, más de 100 personas pudieron haber viajado en la parte trasera del vehículo de 18 ruedas en algún momento de su viaje y se sabe que antes de que la policía se hiciera presente en el lugar del hallazgo, varios vehículos se acercaron al camión y retiraron a algunos inmigrantes del lugar.

 

El secretario de Seguridad Nacional de EE.UU., John Kelly, prometió que los Estados Unidos seguirá trabajando junto a los gobiernos de México y los países de Centroamérica para erradicar a los traficantes de personas y llevarlos a la Justicia.

 

“Esta tragedia demuestra la brutalidad de la red de tráfico de personas de la que se habla a menudo. Estos traficantes no tienen consideración por la vida humana y solamente buscan beneficios económicos”, dijo Kelly en un comunicado.

 

Por su parte Thomas Homan, director interino de ICE también dijo, a través de un comunicado de prensa que "por cualquier estándar, el horrible crimen descubierto se clasifica como un duro recordatorio de por qué las redes de contrabando humano deben ser perseguidas, capturadas y castigadas. Las Investigaciones de Seguridad Nacional de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos trabajan durante todo el año para identificar, desmantelar e interrumpir las redes criminales transnacionales que trafican gente a través de los Estados Unidos. Estas redes han demostrado en repetidas ocasiones un desprecio temerario por aquellos que trafican, como demuestra el caso de hoy”.