Trump enviará tropas a resguardar la frontera sur


Redacción Imagen Semanal  -  3 de Abril del 2018


Trump enviará tropas a resguardar la frontera sur

 

En señal de un posible incremento de tensiones entre EEUU y México, el presidente Donald Trump afirmó este martes que enviará a militares a resguardar la seguridad en la frontera sur, tras varios días de quejarse de la porosidad de la frontera y de que México no está haciendo lo suficiente para frenar el flujo de “caravanas” con rumbo al Norte.

 

“Vamos a vigilar nuestra frontera con nuestros militares. Ese es un gran paso. No podemos tener flujo ilegal de gente en nuestro país, desapareciendo, y que, por cierto, no se presentan en los tribunales”, dijo Trump durante un almuerzo de trabajo con líderes de países bálticos.

 

Si la caravana de migrantes centroamericanos “llega a  nuestra frontera, nuestras leyes son tan débiles y tan patéticas… es como si no tuviésemos frontera“, dijo Trump, al referirse a un grupo de migrantes que atravesaba México, organizado por el grupo “Pueblo Sin Fronteras”.

 

El mandatario se mostró complacido porque México al final frenó el paso de la caravana, e indicó que “la caravana no me irrita, la caravana me entristece (porque) esto pudiese ocurrir en EEUU”.

 

“Nos estamos preparando para que los militares resguarden nuestra frontera… pienso que es algo que tenemos que hacer”, dijo Trump más adelante, durante una rueda de prensa con los líderes bálticos.

 

Durante la rueda de prensa, Trump dijo además que habló con las autoridades mexicanas para pedirles una acción inmediata para frenar a la caravana,  pero fuentes de la Casa Blanca y del gobierno de Los Pinos no han ofrecido a la prensa un registro de la presunta comunicación.

 

Distintos medios de comunicación confirmaron que la caravana ha sido desbandada, y aceptará a trámite solicitudes de asilo y visas humanitarias de algunos de sus integrantes, no todos. El lunes pasado, la cancillería ya había dicho oficialmente que deportó a unos 400 migrantes de ese grupo.

 

La Constitución mexicana permite la libertad de movimiento, pero las autoridades también tienen potestad para frenar el paso de personas que sospeche puedan estar implicadas en actividades ilegales, como el cruce de fronteras sin papeles.

 

En años pasados, ha habido caravanas a través de México para destacar el derecho a la libertad de movimiento y el derecho de las personas a solicitar refugio bajo las leyes internacionales.

 

Pero EEUU, incluso bajo la Administración Obama, presionó a México para que fortaleciera la vigilancia en su frontera sur, y ayudó a financiar el Programa Frontera Sur para aumentar las deportaciones a Centroamérica.

 

En el primer trimestre de este año, las deportaciones de centroamericanos desde México ya sobrepasaron las del mismo periodo en 2017. Sin embargo, el año pasado, México también aceptó a trámite más de 14,000 solicitudes de asilo.

 

Otros despliegues militares

 

Trump dijo que analizará con el secretario de Defensa, Jim Mattis,  los pormenores del eventual despliegue de militares en la frontera sur.

 

Las leyes de EEUU prohíben el uso de militares para tareas de seguridad nacional.  Sin embargo, no sería la primera vez que el gobierno emprende semejante misión para poner un alto a la inmigración ilegal.

 

En 2006, dentro de la “Operación Jump Start”, el entonces presidente George W. Bush ordenó el despliegue por dos años de unos 6,000 miembros de la Guardia Nacional a la frontera sur pero sólo para tareas de logística, mantenimiento y apoyo a la Patrulla Fronteriza para la vigilancia de la zona.  No tenían autorización para hacer arrestos.

 

En 2010, Barack Obama, ordenó el despliegue de unos 1,200 soldados de la Guardia Nacional,  y firmó una ley para el despliegue de 1,500 agentes fronterizos.

 

El anuncio de Trump generó la molesta de distintos grupos defensores de los derechos de los inmigrantes y de los derechos humanos, que desde siempre han advertido sobre el deterioro de las condiciones en Centroamérica, que contribuyen al perenne flujo de inmigrantes indocumentados.