Trump ordenó congelar todos los activos del gobierno de Venezuela en Estados Unidos


Redacción Imagen Semanal  -  7 de agosto de 2019

Trump ordenó congelar todos los activos del gobierno  de Venezuela en Estados Unidos - Imagen Semanal

(BBC) - Donald Trump firmó en la noche de este lunes una orden ejecutiva que congela todos los activos del gobierno de Venezuela en territorio estadounidense.

 

"He determinado que es necesario bloquear las propiedades del gobierno de Venezuela a la luz de la continua usurpación del poder por parte del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro", expuso el presidente de Estados Unidos en una carta remitida a los líderes del Congreso.

 

El mandatario alude también a "los abusos a los derechos humanos, arrestos arbitrarios y detención de ciudadanos venezolanos, la reducción de la libertad de prensa, y los intentos por socavar al presidente interino Juan Guaidó y a la Asamblea Nacional elegida democráticamente" para argumentar su decisión.

 

La medida se aplica sobre "todos los bienes e intereses de propiedad del gobierno de Venezuela que se encuentran en EE.UU., o que se encuentran bajo el poder o control de cualquier persona de EE.UU.".

 

Estos activos "están bloqueados y no pueden ser transferidos, pagados, exportados, retirados o tratados de ninguna otra manera", se lee en la orden.

 

La disposición también prohíbe "cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios por, para, o en beneficio de cualquier persona cuya propiedad e intereses en una propiedad estén bloqueados de conformidad con esta orden", así como "la recepción de cualquier contribución o provisión de fondos, bienes o servicios de dicha persona".

 

¿A qué bienes afectará?

 

Según el diario The Wall Street Journal, se trata de la primera vez que Washington aplica medidas de este tipo contra un gobierno en más de 30 años y que solo mantiene actualmente contra Cuba, Irán, Siria y Corea del Norte.

 

El gobierno de Trump no detalló en su orden qué bienes posee Venezuela en territorio estadounidense y quedan, por lo tanto, afectados por la medida.

 

 

Sin embargo, el principal activo estatal venezolano en Estados Unidos, la petrolera Citgo - filial de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), que ya se vio afectado por las sanciones impuestas por el país norteamericano en enero-ha sido objeto de un largo litigio en los tribunales estadounidenses y sobre ella pende la amenaza de acabar en manos de sus acreedores internacionales.

 

El bloqueo anunciado este lunes es la última medida de una serie de sanciones que el gobierno de Trump ha venido imponiendo contra Nicolás Maduro, su entorno, funcionarios de su gestión, la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) y otras entidades gubernamentales.

 

Este tipo de sanciones han sido parte de la estrategia de Washington para forzar la salida del poder de Maduro, al que Estados Unidos considera un gobernante ilegítimo.

 

Como la mayoría de países de América Latina y los de la Unión Europea, Washington reconoce como líder interino de Venezuela al presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, que el pasado mes de enero se declaró "presidente encargado" del país hasta que cese la "usurpación" que, a su juicio, ejerce Maduro. 

 

Venezuela responde

 

El gobierno de Venezuela tachó la decisión de Donald Trump de congelar todos sus activos en Estados Unidos de una "acción arbitraria de terrorismo económico".

 

"Pretende formalizar el criminal bloqueo económico, financiero y comercial ya en marcha, que ha ocasionado severas heridas en la sociedad venezolana durante los últimos años", se lee en un comunicado publicado este martes por el canciller, Jorge Arreaza.

 

El documento asegura que el único objetivo de Washington es "ahorcar al pueblo venezolano para forzar un cambio de gobierno inconstitucional en el país".

 

Arreaza describe la acción como "una abierta violación a los principios y propósitos de la Carta de las Naciones Unidas".

 

Y llama a la comunidad internacional a tomar medidas contra el presidente Trump, a quien llama "un magnate supremacista en campaña electoral" y también "un halcón guerrerista trasnochado, obsesionado y desesperado por no perder su empleo".