Cómo puede afectarte que la FCC haya acabado con la “neutralidad de internet”


Cómo puede afectarte que la FCC haya acabado con la “neutralidad de internet”

El concepto “neutralidad de la red” puede sonar muy sofisticado, pero es algo simple e importante: con base en esa regulación se aseguraba el acceso a internet sin trabas, controlando que las empresas de conexión no incrementaran los costos para no volverlos inaccesibles para la mayoría de las personas.

 

Ese impacto en el costo de conexión es sólo uno de los tantos efectos que tendrán los cambios aprobados por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), impulsados por su presidente, Ajit Pai, ya que habrá cambios en cascada que afectarán a los consumidores de servicios como Netflix, Spotify, YouTube y hasta Facebook, además de darle a las empresas el control para monitorear cualquier página y decidir bloquear su contenido.

 

Esta decisión dará más poder a los proveedores de servicios de Internet (ISP) para establecer precios y priorizar diferentes tipos de tráfico de internet, lo que incluso sería negativo para pequeños negocios en la red, alrededor de 29.6 millones, según un análisis de Quartz at Work.

 

En concreto los más afectados serán los hogares y las pequeñas empresas.

 

Pai propuso desaparecer esa normatividad, a fin de crear una especie de “libre mercado”, pero sólo regulado por las empresas, las cuales sólo tendrían que avisar a la Comisión sobre las decisiones que tomen, incluyendo a qué personas, ciudadanos comunes, han decidido vigilar.

 

 

 

En 2015, el presidente Barack Obama impulsó esta normatividad, a fin de que cualquier persona tuviera la libertad de navegar en la red, es decir, tener acceso a los contenidos de interés de cada individuo, además de controlar a las empresas para evitar abusos en sus prácticas.

 

Aunque pareciera que beneficia a grandes empresas, éstas tampoco están de acuerdo, como lo expresaron Netflix, Spotify y YouTube, ya que consideran que las proveedoras de internet podrían bloquear contenidos que estén en competencia con sus socios, por ejemplo.

 

“Estamos decepcionados de la decisión de terminar con las protecciones de #NetNeutrality (“neutralidad de la red”) que marcaron el comienzo de una era sin precedentes de innovación, creatividad y compromiso cívico”, indica en un tuit. “Este es el comienzo de una batalla legal más larga. Netflix se encuentra con innovadores, grandes y pequeños, para oponerse a esta orden equivocada de la FCC”.

 

 

Las reacciones en contra han aumentado, como la Unión de Libertades Civiles (ACLU), que indicó que dará una batalla para que el Congreso desestime la decisión de la FCC.

 

“El Congreso tiene el poder de echar atrás la regulación de la FCC sobre las protecciones de neutralidad”, publicó e invitó a los ciudadanos a presionar a sus representantes.

 

Gobernadores y procuradores de varios estados, como el fiscal Eric Schneiderman, de Nueva York, y el gobernador Jay Inslee, del estado de Washington, y Dan Malloy de Connecticut, expresaron su rechazo.

 

“El estado de Washington actúa bajo su propia autoridad, sus propias leyes y nuestra propia jurisdicción para proteger #NetNeutrality para proteger a los ciudadanos”, dijo en conferencia de prensa.

 

“La FCC acaba de darle a las grandes compañías de telecomunicaciones un regalo anticipado de Navidad, brindando a los proveedores de servicios de Internet otra forma de poner las ganancias corporativas por encima de los consumidores”, acotó Schneiderman, quien consideró que es un golpe a los consumidores neoyorquinos.

 

Los republicanos dicen que adoptar un enfoque igualitario desalienta a los ISP de invertir en mejores infraestructuras y tecnologías para mejorar Internet.

 

La labor del Congreso

 

El Congreso puede hacer que la decisión de la FCC se revierta, por ello ACLU urge a los ciudadanos a que participen para presionar a sus representantes.

 

Los demócratas son los primeros en apurarse a tomar una postura, aunque no son mayoría, como el caso de la senadora Catherine Cortez Masto, de Nevada, quien alertó sobre las afectaciones en escuelas.

 

“Sin protecciones a la neutralidad de la red, las escuelas, las bibliotecas, las comunidades rurales y los hospitales de Nevada podrían perder acceso confiable a internet”, indicó. “Lucharé para garantizar que Internet siga siendo gratuito y accesible para todos, independientemente de la capacidad de pago”.

 

Bernie Sanders, también demócrata, reaccionó en contra, calificando la decisión como “un ataque a la democracia”.

 

Fuente: El Diario NY